La Habana, para soñar despierto

Las fachadas de colores son su imagen más clásica. (Dustan Woodhouse/ Unsplash)
Las fachadas de colores son su imagen más clásica. (Dustan Woodhouse/ Unsplash)

La capital de Cuba combina el calor tropical con edificios históricos y playas para relajarse. Sus rincones reafirman por qué es uno de los destinos favoritos del Caribe.

Hay muchas localidades que pueden definirse como destinos imperdibles pero, en el caso de La Habana, se suma el hecho de que es una Ciudad Maravilla del Mundo. Además de este título, otorgado en 2016, ostenta la declaración de su centro histórico como Patrimonio Mundial por la UNESCO.

Ciudad vieja

En su declaración, UNESCO resalta la "interesante mezcla de monumentos barrocos y neoclásicos" de la zona antigua de la ciudad, así como la conservación de las casitas que son su postal más típica, con arcadas, balcones y rejas de hierro forjado.

En esta zona se encuentra la Calle del Obispo, una de las más frecuentadas por los visitantes, donde se intercalan negocios y bares. Otra posta para marcar en el mapa es la Plaza de Armas. En sus alrededores se encuentran cafeterías, restaurantes, y varios edificios representativos de la arquitectura barroca.

En el mar

A la hora de destacar lo que hace famosa a La Habana no se puede no mencionar sus playas. Palmeras altas y aguas transparentes hacen que sea uno de los lugares soñados de todos los amantes del agua salada. Las Playas del Este son cercanas al centro y se cuentan entre las más visitadas. Al ver sus fotos se entiende la razón.

Temas Relacionados