Estas son las capitales con los cielos más azules del mundo

En el sitio interactivo de S Money se pueden buscar y comparar los niveles de distintas ciudades. (S Money)
En el sitio interactivo de S Money se pueden buscar y comparar los niveles de distintas ciudades. (S Money)

La lista no sólo muestra en qué ciudades el cielo es más zul, también incluye estadísticas sobre qué tan limpio o contaminado es el aire de cada lugar ¿En qué puesto quedó Buenos Aires?

Aunque el aire sea, técnicamente, el mismo en todos los países del globo, su color, no es igual. Cómo perciben nuestros ojos su tonalidad varía según las partículas del ambiente, el ángulo del sol respecto a la tierra, la humedad del sitio y su limpieza, entre otras cosas. El sitio S Money elaboró un informe científico donde clasifica a las capitales de acuerdo al nivel de azul y de contaminación de su cielo. Estos son los resultados:

1. Suva, Fiji

Fiji es un archipiélago compuesto por más de 300 islas en el Océano Pacífico. Su capital, Suva, es una ciudad costera donde se concentra gran parte de la población. Ocupa el puesto número uno del podio, con el cielo más azul del mundo, que combina con el color de su mar. Además, tiene uno de los niveles de contaminación más bajos del mundo.

2. Nassau, Bahamas

La capital de Bahamas se ubica en Nueva Providencia, una de sus islas más pobladas. A pesar de que su índice de calidad de aire es incluso mejor que el de Suva, se ubica en el segundo lugar en cuanto al color de su atmósfera. Un dato a resaltar: se trata también de una ciudad costera.

3. Phnom Penh, Cambodia

Esta ajetreada capital se diferencia de las primeras por dos cuestiones: primero por tratarse de una ciudad mediterránea, sin salida al mar y segundo porque sus niveles de polución y contaminación del ambiente son demasiado altos para ubicarse dentro un rango considerado como bueno.

Completan el top cinco las ciudades de San José en Costa Rica en cuarto lugar y la capital de Francia, París, en el quinto. Por otro lado, el cielo de Buenos Aires se encuentra en el número 29 a nivel mundial. A pesar de ello, tiene niveles más bajos de contaminación y polución que algunas de las ganadoras de los primeros podios, esto refuerza el hecho de que no siempre más azul significa mejor calidad de aire.