Esta ciudad italiana multará a los turistas que coman en la calle

Es por los restos de basura que muchos dejan tirados en la vía pública. Quienes no respeten la nueva norma deberán pagar hasta 581 dólares.

La comida callejera es un componente clave en los viajes, ya que permite conocer la cultura del lugar de una manera fácil y accesible. Sin embargo, también puede traer problemas. Es el caso de la ciudad italiana de Florencia, que está pensando en prohibir ese tipo de comidas a causa de la basura que se acumula en las calles.

En concreto, una nueva ordenanza –que entró en vigencia el pasado 4 de septiembre– prohíbe detenerse a comer en los cordones del centro histórico, en las calles y en las puertas de las casas y tiendas. Todos aquellos que no respeten esta nueva norma podrán recibir multas de hasta 581 dólares.

Quizás te interese: Atentos, "foodies": estas son las diez mejores experiencias culinarias del mundo.

¿La razón de esta medida? El mal comportamiento de algunos turistas. El problema no es que consuman en las calles, sino que dejan los restos tirados en el espacio público, convirtiéndolo en un basurero.

Las principales vías afectadas son Via de ‘Neri, Piazzale degli Uffizi, Piazza del Grano y Via della Ninna; las más concurridas. Se llenan especialmente a la hora de la comida, por todos los locales que se encuentran allí.

Qué dijo el alcalde

El alcalde de Florencia, Dario Nardella, expresó a través de una publicación en Facebook: "Es importante y justo que las personas puedan vivir y admirar nuestra ciudad, pero siempre que la respeten. El turismo de calidad es un recurso que se debe valorizar. Pero a veces nos enfrentamos a turistas que carecen de educación hacia nuestra ciudad, incluso a través de pequeños gestos. Y eso no es bueno para nada".

Y siguió: “Hoy he firmado una orden contra los que comen en la calle y en las aceras de la calle, en el centro de Florencia, patrimonio de la Unesco. No es una medida punitiva, sino un elemento disuasorio concreto. Los turistas, si se comportan como lo harían en su casa, son y siempre serán nuestros huéspedes invitados, especialmente si quieren disfrutar de nuestras especialidades gastronómicas. Sólo aquellos que aman Florencia merecen Florencia”.