Esta aldea en Indonesia se llenó de color

Un pequeño poblado se convirtió en furor en las redes sociales gracias a sus paredes.

Kampung Pelangi, una aldea de Indonesia compuesta por unos pocos cientos de casas, pasó de ser un lugar casi desconocido a convertirse en una tendencia en las redes sociales, todo gracias a que sus paredes se llenaron de colores.

A solo 300 kilómetros de Yacarta, en la isla de Java, se encuentra la pequeña aldea de Kampung Pelangi, la cual casi no recibía visitantes. Para revertir esto, los locales decidieron pintar “las rayas del arco iris” en todas las paredes, techos, escaleras, barandas de puentes y en al menos 232 casas pertenecientes a la aldea.

La idea funcionó y el poblado logró incrementar el volumen de turistas considerablemente. Muchos viajeros que visitan ese pequeño pueblo usan las casas como telón de fondo para sacarse fotos increíbles que después suben a las redes sociales. De esa manera, otras personas se enteran de lo colorido del lugar y deciden ir a verlo con sus propios ojos.

El gobierno local destinó un poco más de U 20.000 para poner en marcha la propuesta de un director de escuela secundaria local, quien se inspiró en otras ciudades indonesias que habían desarrollado proyectos similares. La única consigna a respetar era que cada zona debía tener por lo menos tres colores. Los resultados fueron geniales: murales de corazones, banderas multicolor, paneles de lunares y relieves texturados en 3D. Una explosión de creatividad que cambió la historia de esta aldea para siempre.