Escalofriante: el lago griego que apareció cubierto por una enorme telaraña

Parece una perfecta puesta en escena de Halloween, pero no lo es. Una de las orillas del lago Vistonida (situado al norte de Grecia) se encuentra invadida por arañas y sus respectivas telarañas.

¿A qué se debe el fenómeno? La humedad y las altas temperaturas que se registran en la zona favorecen la reproducción de moscas y mosquitos, entre otros bichos, lo que provoca que las arañas tengan a su alcance un verdadero banquete.

Afortunadamente, las arañas Tetragnatha no son una amenaza para las personas: simplemente se están reproduciendo rápidamente por un exceso de sus fuentes de alimento. Como resultado, cubrieron con sus telarañas una zona de más de 10 mil metros cuadrados, tapando la vegetación, muros y hasta algunos santuarios que se encontraban en el área.

Quizás te interese: Un paraíso con piletas saladas en Creta.

Esta especie se puede encontrar en lugares con períodos de clima inusualmente cálidos y húmedos. Hace unos meses, una telaraña similar cubrió 3 mil metros cuadrados en otro lago griego, el Aitoliko. Pero el suceso no se limita a Grecia: en 2015, millones de arañas hicieron su aparición en la región de Tableland, en el sur de Australia, tapando también enormes extensiones de tierra.

¿Hasta cuándo?

No hay que asustarse. Esta especie de “velos” que generan las arañas, así como sus tejedoras, son temporales: con las precipitaciones y las bajas temperaturas, ambos desaparecerán.

Grandes aliadas

Hay que tener en cuenta que esta especie de araña –como muchas otras– ayuda a mantener a la población de mosquitos bajo control, lo cual resulta beneficioso para los humanos si se considera la cantidad de enfermedades que transmiten los mosquitos (dengue, malaria y zika, entre otras).