Enamorate de Besalú, un increíble pueblo medieval en España

Un puente del siglo XII da la bienvenida a este rincón de Cataluña que parece haberse congelado en el tiempo.

Se destaca por ser uno de los pueblos medievales mejor conservados de toda España y, para agregar más encanto a su paisaje, se encuentra entre dos ríos –Capellada, al norte, y Fluviá, al sur– y está rodeado de montañas. Se trata de Besalú, en Cataluña, un destino imprescindible para los amantes de la Edad Media.

Para ingresar, es necesario caminar a través de un puente que transporta a los viajeros en el tiempo, hasta llegar a las hermosas y acogedoras callecitas empedradas que dan vida al pueblo.

El puente

Esta estructura fue construida en el siglo XII para salvar las aguas del río Fluviá. Presenta dos puertas de distinto tamaño y siete arcadas, y tiene una longitud de casi 150 metros. El primer tramo está plagado de turistas, ya que brinda las mejores panorámicas del lugar. Luego de cruzarlo, comienzan a aparecer diversas tiendas que ofrecen souvenirs, regalos y artesanías.

Viaje al pasado

El castillo de Besalú fue construido sobre un cerro en el que se encuentran los restos de Santa María, y alrededor se fue conformando una ciudad que hasta el día de hoy se mantiene casi intacta.

Ir a este rincón equivale a viajar en el tiempo hasta el siglo X: aunque el trazado actual de la villa no responde fielmente a su estado original, sí permite que los visitantes se den una idea del aspecto que el lugar tenía en la Edad Media.

Además del puente, se pueden conocer importantes edificios, como la iglesia del monasterio de San Pedro de Besalú, los baños judíos, el antiguo hospital de peregrinos y la sala gótica del Palacio de la Curia Real, entre otros.