En julio, el museo del agente 007 abrirá en Austria

La nueva instalación, diseñada por el estudio de arquitectura Obermoser, promete ser una experiencia interactiva, inmersiva y educativa. El museo coloca a los visitantes dentro del mundo del agente 007 mientras revela los secretos de cómo fueron creadas y llevadas a la pantalla cada una de sus películas.

El museo 007 Elements está construido en el mismo lugar donde se filmó Spectre -la vigésimo cuarta película de James Bond-, en la cima de una de las montañas más altas de Sölden. Llegar a él es todo un desafío que hace sentir al visitante dentro del film.

El “tour” 

Al ingresar al lobby del museo aparecen brasas ardiendo en medio del espacio, mientras se reproduce una de las películas del agente secreto más famoso del mundo en una de sus paredes. Luego, los visitantes son llevados a una habitación cubierta de espejos donde empiezan a vivir la experiencia 007.

Eso es solo el principio, porque cada una de las habitaciones se encarga de transportar a los visitantes a algún momento o lugar de la película. Se trata de una experiencia intensa y breve, ya que todo el museo se puede recorrer en tan solo una hora.

¿Cómo llegar?

La única forma de arribar a 007 Elements es a través del teleférico de Gaislachkogl. El paseo ofrece una vista panorámica y permite vivir una experiencia especial. El visitante solo demora 12 minutos para llegar a los tres mil metros de altura.