En esta isla hawaiana, el mejor mirador es una pileta con fondo transparente

Forma parte de un moderno edificio que abrió sus puertas en Honolulu. Está suspendida en el aire a 25 metros de altura. Impactante.

Un nuevo edificio residencial ubicado en Honolulu, Hawái (Estados Unidos), presenta una característica que lo diferencia del resto: una pileta con fondo de cristal a 25 metros de altura que se encuentra suspendida en el aire.

La obra es un lujo: cuenta con espacios públicos ingeniosamente diseñados, tiendas, restaurantes y entretenimiento. Pero la estrella del complejo es la piscina que sobresale cinco metros del edificio, ofreciendo a los nadadores una hermosa vista de la isla y la sensación de estar flotando en el aire.

Oda al diseño

La construcción fue bautizada como “Anaha”, que significa “reflejo de luz”. El nombre se debe a su diseño con placas de piso curvadas y una fachada de muro cortina, que da al edificio la apariencia de una ola de agua que brilla al sol.

Otra característica para destacar es una pared viva de 25 por 5 metros cubierta con 8.000 plantas, que recibe a quienes pasan por la puerta principal. Además, el lugar es hogar del primer restaurante Merriman de O’ahu, propiedad del chef Peter Merriman, e incluye alimentos cosechados localmente y recetas que reflejan la cultura de Hawái.

Anaha ofrece 244 estudios y residencias de una, dos y tres habitaciones, así como 73 departamentos de baja altura y casas adosadas. Los huéspedes pueden disfrutar de las vistas desde la playa Diamond Head y desde Kewalo Harbor a la hermosa puesta de sol.