En Barbados podés esperar tu vuelo sentado en la playa

Por lo general, el retraso de un vuelo no suele ser una buena noticia. Sin embargo, estamos seguros de que todos los que pasen por esta sala de espera del Aeropuerto Internacional Grantley Adams, en Barbados, desearán que su vuelo no salga hasta nuevo aviso.

La razón es que los pasajeros que vuelen por Virgin Holidays tienen la posibilidad de adquirir el acceso a “Departure Beach”, una sala de espera en la playa.

Seguí leyendo: Las mejores playas caribeñas están en Barbados.

Es una experiencia totalmente única, ya que la línea aérea se encarga de buscar a los viajeros por sus hoteles y llevarlos hasta la playa Brownes. Una vez ahí, el staff realiza el check-in y el registro de las valijas.

Una experiencia de lujo

Los turistas que se hospeden en el Hotel Savannah Beach, o cuyo crucero de Virgin haya terminado en Barbados, pueden disfrutar de “Departure Beach” totalmente gratis. Por su parte, quienes hayan viajado a través de Virgin tienen la opción de pagar para acceder a esta paradisiaca sala de espera.

Te puede interesar: 20 consejos rápidos para sobrevivir en aeropuertos

Incluye comida y bebida, reposeras en la playa, una sala de video juegos, wifi y duchas para bañarse antes de tomar el vuelo.

Aprovechar el día

Si bien para muchos esta sala de espera podrá parecer una extravagancia, en realidad no lo es.

Antes de que fuera inaugurada a principio de año, la empresa Virgin explicó que la mayoría de los vuelos internacionales que salen desde Barbados son al atardecer.

Teniendo en cuenta que casi todos los hoteles realizan el check out al mediodía, muchos pasajeros terminaban perdiendo un día de playa. Por lo tanto, este lugar es una posibilidad para disfrutar del mar hasta último momento.