"Emily en París": los lugares más lindos por los que nos lleva la serie

Esta terraza es una de las locaciones más célebres de la serie. (instagram: @emiliyinparis)
Esta terraza es una de las locaciones más célebres de la serie. (instagram: @emiliyinparis)

Desde la primera vez que Emily mordió un pain au chocolat y su cara se transformó, no quedaron dudas: se estaba enamorando de París, y nosotros también. A pesar de encontrar una sociedad bastante cerrada, la joven publicista se hace rápidamente de un grupo que la lleva a conocer los lugares más lindos de la ciudad. Estos son nuestros elegidos:

Palais Royal

Si viste la serie y sufriste con la soledad del personaje, seguramente te alegraste cuando finalmente conoce a su primera amiga de la capital francesa en el banco de un parque. El lugar donde se encuentran es uno de los espacios verdes más lindos de la ciudad y se encuentra en el Palacio Real, construido en 1634, frente al Louvre.

Café De L\'Homme

En la elegante fiesta de trabajo a la que asiste Emily, la decoración y la ropa de los invitados son espectaculares, pero la terraza se lleva todas las miradas. Gracias a su vista de la torre Eiffel, la escena filmada ahí es una de las más icónicas de la serie. El lugar es el Café De L\'Homme, y se ubica en un edificio catalogado patrimonio histórico, en la coqueta zona de Trocadero.

Ópera Garnier

Ir a ver El lago de los cisnes en la ciudad de las luces debe ser una experiencia inolvidable desde el momento en que se pone un pie en la magnífica escalera de la Ópera Garnier, un elegante edificio con interiores de mármol y esculturas mitológicas. Se alza en el distrito nueve de París.

Café de Flore

Es sin dudas uno de los cafés más históricos de la ciudad, en parte gracias a que (como explica el pretendiente de Emily con lujo de detalles) Jean-Paul Sartre y Simone de Beauvoir lo frecuentaban regularmente y llevaban con ellos a buena parte de su círculo intelectual. Está en el número 172 del Boulevard Saint-Germain.

Rue de l\'Abreuvoir

Cuando Emily vuelve (botella en mano) haciendo zigzag a su departamento no se percata de que la callecita sinuosa por la que camina es una de las más bonitas de París. Su amiga Mindy le cuenta su historia y unos días después, la ejecutiva de marketing no duda en planificar una campaña publicitaria en ese mismo sitio. Se encuentra en el corazón del barrio Montmartre.