Dormir colgando de un acantilado: ¿lo harías?

Acampar puede ser una actividad relajante, ya que permite estar en contacto con la naturaleza y desconectarse de la rutina. Sin embargo, también puede convertirse en una experiencia emocionante y no apta para cualquiera. Y es que en Inglaterra existe la posibilidad de dormir “en el aire”, colgado de un acantilado.

Los amantes de lo extremo pueden probar esta iniciativa en Gloucestershire. Se trata de un campamento para dos personas, en donde las camas cuelgan a 10 metros del suelo.

Más allá de dormir en el aire, el plan es adentrarse en el Valle de Wye, un área de belleza natural excepcional con grandes vistas panorámicas. Y si bien es probable que no sea una noche de completo descanso, el desayuno calientito por la mañana y el hecho de estar en un lugar privilegiado para ver el amanecer hacen que todo valga la pena.

Te puede interesar: "No dormiste ahí", la cuenta de Instagram que desenmascara a supuestos aventureros.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Buyagift (@buyagift) el28 Jun, 2018 a las 12:28 PDT

Un regalo de Navidad

La excursión se encuentra a la venta de manera online por Navidad en el sitio web buyagift.co.uk. Luego de hacer la compra, se les enviará un mail con el voucher a los aventureros que decidan vivir la experiencia.

El cupón es válido por 10 meses y tiene un valor aproximado de 575 dólares. El precio incluye el traslado hasta el lugar, la comida y, por supuesto, el sitio para dormir.

Una tendencia local: "Glamping", una nueva forma de explorar las sierras de Córdoba con más confort.

Belleza natural

El Valle de Wye ofrece uno de los paisajes más impresionante de Inglaterra. Se destaca Symonds Yat Rock, que brinda una increíble perspectiva del río Wye: desde ahí, se puede ver cómo el curso de agua sigue dramáticas curvas en forma de “U”.

Este río es famoso porque allí se puede pescar salmón y, por otro lado, es un sitio de interés científico especial por su agua no contaminada con nutrientes.