De no creer: el avión que le ganó la carrera al huracán Irma

El vuelo 431 de Delta Airlines salió ayer con retraso desde el aeropuerto JFK, Nueva York. Su destino era San Juan y, según indican en la web de Flight Radar 24 –encargada de monitorear el tráfico aéreo en tiempo real– a pesar de la demora todavía era posible realizar el viaje.

A medida que el tiempo de navegación pasaba, el avión se aproximaba a la zona en la que el huracán Irma (de categoría 5 y con vientos de 185 millas por hora) se iba acercando. En una maniobra arriesgada, el Boeing 737-900ER logró aterrizar tras unas cuatro horas de viaje en el aeropuerto Luis Muñoz Marín (San Juan), bajar a los pasajeros que tenían destino allí y, en tiempo record, hacer abordar a los siguientes y emprender el vuelo de regreso 24 minutos antes de lo previsto. Llegó a Nueva York a las 16.45.

En todo momento, la “aventura” fue relatada por fanáticos de la aviación en las redes sociales, que difundieron la información del vuelo extraída de los servicios de seguimiento en línea. Uno de ellos fue Jason Rabinowitz, quien contó el minuto a minuto del viaje. Vale destacar que gracias a él se dio a conocer la noticia de que el vuelo 431 de Delta Airlines era el único con ese destino, ya que los demás habían sido desviados por su seguridad.

Desde la aerolínea indicaron: “La aplicación propietaria del visor del tiempo del vuelo de Delta, que los pilotos utilizan para ayudar a predecir la turbulencia, fue una herramienta que ayudó a hacer los vuelos finales de San Juan tan precisos como es posible”. Y destacaron la importancia del trabajo en equipo, tanto de los pilotos como de los encargados de la torre de control.