De mausoleo a museo: todas las caras del castillo Sant'Angelo

La Terraza del Ángel, su punto más alto, otorga una de las vistas más preciadas de la ciudad. (En Roma)
La Terraza del Ángel, su punto más alto, otorga una de las vistas más preciadas de la ciudad. (En Roma)

El Castel Sant'Angelo, de la ciudad de Roma, guarda casi 2.000 años de historia. Un recorrido por las huellas de su pasado.

En la Ciudad Eterna se levantan varios monumentos que, además de gran atractivo visual, tienen una fuerte carga histórica, este es el caso del Castel Sant\' Angelo. A lo largo de los siglos cumplió muchos roles distintos. Un repaso por algunos de los más destacados.

Su función original

Esta edificación de siete niveles se diseñó, en sus orígenes, como un sepulcro imperial, a pedido del emperador Adriano. Fue construido entre el año 128 y el 139 d.C. Desde ese momento cumple un rol importante en la identidad de la ciudad.

El enorme edificio fue elevado en una región donde se situaban villas de la aristocracia, jardines y zonas de entierro. Fue utilizado como fortaleza para resguardar del peligro a miembros importantes de la sociedad romana, también sirvió de cárcel, residencia y, posteriormente, se trasformó en museo, su función actual.

Adaptación

Sus espacios son el eco tangible de las distintas etapas que marcaron su vida. Así, por ejemplo, se pueden encontrar celdas y una compleja red de subterráneos que conviven con los salones de decoraciones fastuosas, utilizados antiguamente como habitaciones. Asomarse a sus secretos es como abrir un libro de historia con muchos capítulos.