De Maceió a Porto de Galinhas

NORDESTE DE BRASIL. Con un clima digno del Caribe, de 25 grados durante todo el año, sus playas cubiertas de arena blanca y sus piletas naturales de agua cristalina conforman una parada obligatoria para los amantes de las playas paradisíacas.

Pero no todo es mar en estos destinos. Probar los platos típicos de la región, conocer los museos y hacer tours a pie por los cascos históricos de las ciudades son algunas de las actividades que no hay que perderse en la visita al nordeste del país vecino.

Para asegurarse unas vacaciones increíbles, un buen hospedaje es indispensable. Por eso, tanto los Hoteles Ritz Lagoa da Anta y Ritz Suites de Maceió como el conjunto de resorts reunidos en el Convention & Visitors Bureau de Porto de Galinhas garantizan una estadía soñada.

El director de los Hoteles Ritz, Pietro Coelho, declaró: “El nordeste brasileño se ha convertido en la opción preferida de los argentinos para disfrutar de playas paradisíacas a tan sólo unas pocas horas de viaje”.

Y es que Maceió es considerado un destino inolvidable, que conserva playas vírgenes en las que se puede nadar con los peces y disfrutar del sol.

Por otra parte, Otaviano Maroja, director del Convention & Visitors Bureau, señaló: “Para la próxima temporada esperamos la llegada de turistas argentinos, quienes prefieren combinar entretenimiento, buenos hoteles y playas tropicales a costos atractivos”.

El balneario de Porto de Galinhas se consolida como el quinto destino de placer más visitado del país, y el primero del Estado de Pernambuco. Es más: este destino fue reconocido como la mejor playa de Brasil por los lectores de la revista Viagem & Turismo durante diez años consecutivos.