El curioso pueblo construido sobre el cráter de un meteorito

 Las fotografías de este sitio reflejan la belleza de una ciudad detenida en el tiempo. (123RF)
Las fotografías de este sitio reflejan la belleza de una ciudad detenida en el tiempo. (123RF)

Nördlingen fue erigido en el Medioevo con pequeñísimos diamantes en sus paredes, y aún conserva muchas tradiciones medievales.

Si de historias increíbles se trata, este pueblo tiene una de las más destacadas. Imitando la creación del Big Bang la génesis de este lugar también se remonta a un fenómeno astronómico. Hace millones de años impactó un meteorito dejando un cráter de 25 kilómetros de diámetro, es en este sitio donde se levantó la ciudad de Nördlingen, en Alemania.

Arquitectura

Por sus callecitas se pueden ver casas del siglo XIV y edificios de estilo renacentista y barroco reunidos alrededor de una iglesia gótica. Justamente su encanto es la conservación de la estética propia de Medievo, por ejemplo, como muchos pueblos de este período, está rodeado por una muralla que servía de protección.

Entre otras de sus características se cuentan las miles de toneladas de diamantes que quedaron aprisionados en las paredes de la ciudad. Este fenómeno se debe a que el cuerpo celeste impactó sobre un depósito de grafito y estas piedras preciosas se generaron por la presión ejercida. Eso sí, no son fáciles de ver porque son extremadamente pequeños.

Detenido en el tiempo

El calendario pareciera haberse detenido en las costumbres de los pobladores. Resulta increíble pensar que todavía haya guardianes arriba de las torres, vigilando la ciudad y dando la voz de que está todo controlado, pero es así, esta tradición se conserva desde hace siglos, aunque ahora sea meramente simbólica.

Otra forma en la que el pasado sigue vivo es en las fiestas medievales que se organizan dentro de la muralla, algunas de las cuales se festejan desde 1400. Entre los edificios de época, el brillo de los miles de diamantes bajo los rayos de luz, y las costumbres pintorescas, no quedan dudas de que este pequeño poblado es una postal digna de película.