Cuatro razones para elegir Curazao si vas al Caribe

La isla cuenta con más de 35 playas de suave y blanca arena y bahías que garantizan descanso y un buen chapuzón. (Andrea Molina)
La isla cuenta con más de 35 playas de suave y blanca arena y bahías que garantizan descanso y un buen chapuzón. (Andrea Molina)

El nombre de Curazao no suena tan fuerte entre los argentinos como el de otras islas del Caribe, pero debería. En esta nota te contamos por qué.

1. Sus playas

Como suele suceder en cada destino del mar Caribe, Curazao tiene unas playas preciosas, con aguas cristalinas y cálidas. La isla cuenta con más de 35 playas de suave y blanca arena y bahías que garantizan descanso y un buen chapuzón. La mayoría se encuentra en la costa suroeste, donde las aguas son más calmas. Kenepa es una de las más populares, con vistas desde un acantilado, y para apreciar la vida submarina las más elegidas son Kalki o Jan Thiel.

2. Tesoros bajo el mar

Las playas de Curazao son famosas por su vasta diversidad biológica. Sumergirse y abrir los ojos es una experiencia fascinante, porque se encuentran fácilmente innumerables especies de corales, coloridos peces y hasta curiosas tortugas marinas. Curazao en un destino reconocido mundialmente por el buceo profesional y, gracias a sus aguas cristalinas que permiten una muy buena visibilidad, es posible la práctica de otros deportes náuticos como el esnórquel y el careteo, que permiten disfrutar al máximo de la riqueza de la vida marina.

3. Su ciudad

Willemstad, la capital, fue declarada Patrimonio Histórico de la Unesco en 1997. Esta ciudad es famosa por ser un ejemplo único de la arquitectura colonial neerlandesa en el mar Caribe. El centro histórico se compone de dos barrios, Punda y Otrabanda, que están separados por la bahía de Santa Ana y unidos por un famoso puente colgante. Caminar por sus calles es dejarse encantar por sus  bellos edificios y su particular colorido.

4. Riqueza cultural

La isla tiene una gran riqueza histórica, mezcla de tradición holandesa y cultura africana heredada de los esclavos. Para conocer su complejo pasado hay que sumergirse en su historia y su patrimonio. La tradición está presente en los habitantes y también se encuentra en una variedad de museos, fortalezas, galerías, casas de campo y otros sitios. Estas influencias afrocaribeñas se reflejan, por ejemplo, en el idioma papiamento, el tambú (estilo musical considerado el blues típico de Curazao), la comida, la religión y la espiritualidad.