Cuando la selfie sale mal: turista rompió una escultura centenaria por una foto

Canova, escultor y pintor neoclásico nació en Possagno en 1757. (Museo Antonio Canova)
Canova, escultor y pintor neoclásico nació en Possagno en 1757. (Museo Antonio Canova)

Se trata de una obra en yeso del Museo Gypsotheca Antonio Canova, en el norte de Italia. Fue realizada en el período del neoclasicismo.

Muchas veces vemos noticias de turistas desprevenidos que se caen al agua por sacarse una foto, o no ver algún escalón. Lo cierto es que al estar de vacaciones la atención puede estar un poco dispersa y la ambición por tener una buena foto es mala combinación.

En este caso el protagonista del accidente fue un viajero de nacionalidad austríaca que rompió dos dedos de una escultura de Antonio Canova, al apoyarse sobre ella para sacarse una foto: el visitante se sentó sobre la escultura y quebró esa parte del pie. Al darse cuenta del hecho, se marchó rápidamente del museo.

El artista

Creación de un famoso escultor local, la obra que se rompió, es el modelo en yeso que el maestro del Neoclasicismo empleó para esculpir en 1805 la “Paolina Borghese”. La escultura de mármol es un retrato de Paulina Bonaparte, hermana de Napoleón, personificada como la diosa Venus.

No solo esculturas

El Museo Antonio Canova de Possagno ofrece una visión completa de la vida y obra del considerado artista neoclásico más importante. Comprende:

- El lugar de nacimiento, donde se exponen las pinturas, los dibujos y la ropa del artista.

- El jardín, y el parque que, junto con la biblioteca y el archivo histórico, completan el espacio único y original en el que nació y se inspiró el célebre escultor.

- La gypsotheca, donde se guardan los modelos originales de yeso de las obras, una de las cuales es la accidentada.