Costa Rica: edén centroamericano

Este pequeño territorio, de 51.100 kilómetros cuadrados, concentra el cinco por ciento de la biodiversidad del mundo. Parques naturales y reservas privadas representan casi un tercio de su superficie. Un dato: es el primer país americano que prohibió la caza deportiva.

El mar Caribe por el este y el océano Pacífico por el oeste bañan las costas del pequeño territorio costarricense, que abarca en su totalidad 51.100 kilómetros cuadrados. Al describir la geografía de Costa Rica, un rasgo significativo es que se trata de un país montañoso, con elevaciones entre los 900 y 1.800 metros sobre el nivel del mar.

Los más significativos sistemas montañosos que surcan su suelo son: la cordillera volcánica de Guanascate, la cordillera volcánica Central y la cordillera de Salamanca, a los que se suman otros cuatro sistemas secundarios.

Casi la mitad de la superficie continental costarricense (el 46,8 por ciento) tiene bosques y selvas y cerca del 25 por ciento del territorio está protegido.

La red de parques nacionales es administrada por el Sinac, departamento del Ministerio de Ambiente y Energía, que tiene a su cargo 27 parques nacionales y numerosas reservas biológicas y forestales.

Estas apabullantes cifras dan una idea de esa especie de paraíso terrenal que marcan las coordenadas del país centroamericano, donde abundan las frutas, algunas un tanto exóticas; las flores, como las orquídeas de las cuales tiene mil especies, y 10 mil especies de plantas donde se multiplican las mariposas y pájaros, como tucanes y colibríes.

Colores y más colores pintan los contornos de esa generosa geografía, que holgadamente cumple con recursos para representar un destino turístico comprometido con la preservación del ambiente y de la cultura. Por esa razón las autoridades crearon un certificado de sostenibilidad turística.

Es en ese marco que los hoteles sostenibles son numerosos. Los hay en el corazón de la selva; en los valles y montañas; en la costa, de cara al mar; en los volcanes, y en los bosques tropicales. Cuentan con todos los servicios del siglo 21, como alto nivel gastronómico, spa, Wi Fi y un potencial destacado para que el huésped disfrute a cada paso con respeto de la naturaleza.

De esta manera, se ofrecen prácticas sostenibles tales como caminatas, visitas a sitios arqueológicos, observación de aves, mariposarios, museos, mercados con tentadores productos y deportes, como surf, canopy, rafting, cabalgatas y buceo.

Playas

El clima del país permite que un turista pueda zambullirse en las cálidas aguas de sus playas en cualquier momento del año, en un país con un desarrollo costero, tanto de un lado como del otro, de un total de 1.228 kilómetros.

Al norte del país, por el lado del Pacífico, en la Bahía de Salinas, se presentan extensas playas de arena gris perla. En ese litoral se contabilizan cerca de 100 playas, con distintos tipos de arena, temperatura del agua y paisajes diferentes.

Es en esta costa donde las playas cuentan con mayor infraestructura hotelera para los extranjeros, con la particularidad de no estar sobre la costa, pero sí cerca. Así se llega a Cuajiniquil, una larga playa de arenas blancas detrás de la cual, en una punta, corre un río y varios riachuelos.

Muy cerca está Nancite, que propone alucinar con un espectáculo que se desarrolla de abril a agosto: la reproducción del ciclo biológico de las tortugas, que acaparan toda la playa.

En Manuel Antonio, cerca del Puerto de Quepos, en la llamada franja litoral del Pacífico Sur, la selva se extiende sobre la arena, y en Cahuita, al sur de Limón, la naturaleza predomina.

En tanto, la espesura amazónica de la selva atlántica es el rasgo distintivo de Parismina, Matina, Pacuare y Tortuguero, en el norte del Caribe. A ellas se llega en cruceros que atraviesan canales artificiales, lagos y ríos y que parten desde Puerto Limón, el principal del Caribe costarricense.

En tanto, las más famosas playas del Pacífico Norte son: El Coco, Bahía Culebra, Playa Panamá, Playa Hermosa, Conchal, Brasilito, Tamarindo, Junquillal, Nosara, Sámara y Mal País, mientras que en el Pacífico central, se destacan Herradura, Punta Leona, Jacó y Esterillos.

Puntarenas es uno de los puntos turísticos más importantes de Costa Rica; sus costas, con abundantes islas y ensenadas, dejan al descubierto encantadoras zonas naturales donde sobresalen zonas protegidas.

Tendidos sobre una hamaca y bajo la protectora sombra de colosales árboles se observa el ir y venir de las olas, con la suave brisa marina y el rumor de las aguas. Es el momento ideal para intentar elegir el lugar más cautivante de todo el recorrido. Tarea imposible. Todos tienen su encanto.

Lo que hay que saber

Aéreo. Copa vuela desde Córdoba a San José de Costa Rica y a Liberia, con conexión en Panamá. La tarifa a la capital costarricense es de U 1.812, y a Liberia, U 1.460, en ambos casos ida y vuelta, precio final, con impuestos y retención de Afip incluidos. No incluye fee de emisión, de U 33. Tarifas pagaderas en pesos al tipo de cambio del día de la emisión.

Promoción. Desde hoy y hasta el 5 de abril, Copa tiene una promoción del 15% de descuento sobre la tarifa para miembros del Club La Voz. Esta promoción incluye vuelos a Costa Rica (San José y/o Liberia), Guatemala o Panamá, para viajar hasta el 30 de mayo. Por mayor información, puede dirigirse a las oficinas comerciales de Copa, avenida Vélez Sársfield 478 o llamar al 0800 222 COPA (2672).