Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Ciudades

Conocé el antiguo pueblo colonial que es completamente amarillo

Izamal es un poblado de México que llama la atención por su arquitectura del color del sol. Te contamos su historia.

Por Redacción Voy de Viaje.

Yucatán es un estado costero ubicado en la punta sur de México, es famoso por sus playas soñadas y sus cenotes. Pero además de destacarse por sus atractivos naturales, es un sitio de importantes lugares históricos, hermosos pueblos coloniales e imponentes ruinas mayas. Izamal es uno de ellos, ¿Su particularidad? ser amarillo maíz.

El centro de la localidad está organizado alrededor de un convento colonial de ese intenso color. Pero no sólo las fachadas históricas están pintadas de este tono, sino que la mayoría de las calles de Izamal son una postal uniforme y cálida.

De dioses y de colonizadores

La historia del pueblo está marcada, primero, por la civilización maya, que alzó en su territorio varios templos dedicados a sus deidades, entre los cuales se destaca el Dios Sol. Otro capítulo es el período colonial, momento en el cual se destruyeron la mayoría de las pirámides y los conquistadores elevaron sobre las ruinas sus propios santuarios.

 
 
 
Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida por Códice Noticias (@codicedelsureste)

A pesar del paso de la colonia, todavía se conservan varias pirámides que pueden ser visitadas. La más grande y famosa es la llamada Kinich Kakmó, dedicada a la deidad solar y desde la cual se tiene una imperdible vista panorámica de la ciudad.

¿Y el amarillo de dónde viene?

Si bien hay varias teorías que explican el tono vibrante de Izamal, una de las más aceptadas dice que las paredes se pintaron de esta forma para celebrar una visita del Papa Juan Pablo II. Aunque también, muchos sostienen que el color se asocia al Dios Sol, y que el hecho de que el pueblo esté bañado en este tono es una forma de tenerlo presente. Sin dudas las calles parecen estar bañadas en sol.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.