Cinco islas de película para ubicar en el mapa

Palawan (Filipinas) condensa una diversidad de recursos naturales sorprendente. (123RF)
Palawan (Filipinas) condensa una diversidad de recursos naturales sorprendente. (123RF)

Tiempo atrás, CNN publicó un listado con las islas más bonitas del mundo. A continuación, una selección de algunos de esos destinos que son tan exóticos como increíbles.

Arrecifes y bosques tropicales. Santa Lucía es una de las islas más orientales del Caribe, ubicada entre Barbados, Martinica y San Vicente y las Granadinas. Como todas ellas, es un auténtico paraíso enclavado en el océano Atlántico. Fue colonia francesa e inglesa y hoy es un estado libre asociado al Reino Unido. Esa mixtura se observa en su cultura, que tiene rasgos europeos, amerindios y africanos. Playas volcánicas, arrecifes para buceo y bosques tropicales con cascadas forman parte de sus riquezas naturales y atraen gran cantidad de cruceros. Las Pitons, dos montañas casi gemelas en su costa oeste, son Patrimonio de la Humanidad.

Para ver auroras boreales. A casi 1.600 kilómetros al norte de Oslo, la isla de Senja es reconocida como una "Noruega en miniatura" debido a su variedad paisajística y su entorno natural único. Se trata de la segunda isla más grande del país pero sólo tiene unos 8 mil habitantes divididos en cuatro comunas. Es uno de los destinos predilectos para observar las afamadas auroras boreales en invierno y también es popular en verano (aunque con temperaturas máximas de 14° C) por el turquesa de las aguas del Ártico que llegan hasta sus costas. Hacia el sur se encuentra el impactante Parque Nacional Ånderdalen, una reserva natural caracterizada por sus bosques de pinos y abedules.

Campos de lava. Bartolomé es una de las islas pertenecientes al archipiélago de Galápagos, provincia ecuatoriana de altamar famosa por su biodiversidad que se encuentra a más de mil kilómetros del continente. Con apenas poco más de un kilómetro cuadrado, Bartolomé está formada por un volcán extinto y campos de lava y tiene algunos de los paisajes más invaluables de toda la región, incluyendo el famoso Pináculo, una de las postales de Galápagos. Hasta allí se puede llegar desde la isla Santa Cruz tras algo más de dos horas de navegación (con un precio promedio de unos 200 U) para bucear y hacer esnórquel entre pingüinos y lobos marinos. También es posible acceder a uno de los miradores más imponentes del archipiélago.

Entre dragones. Famosa por sus dragones "de verdad" y su playa rosa, la isla de Komodo es uno de los secretos mejor guardados de Indonesia. O no tanto, porque recientemente el país consideró cerrar el lugar a los turistas para preservar el hábitat de su espécimen más famoso, el lagarto más grande del mundo (mide entre dos y tres metros de longitud y pesa unos 70 kilos). La isla de poco menos de 400 kilómetros cuadrados es de origen volcánico y es la principal del Parque Nacional de Komodo. Actualmente viven apenas unas 2 mil personas allí aunque se trata de un destino popular entre los fanáticos del buceo. Desde 2011, la zona es considerada una de las nuevas Siete Maravillas Naturales del planeta.

Playas soñadas. Con más de 400 kilómetros de longitud y apenas 40 de ancho, Palawan (Filipinas) es una isla alargada que condensa una diversidad de recursos naturales sorprendente, atravesada por selva y montañas. Algunas de las playas más paradisíacas de todo el mundo se concentran allí, en especial la famosa El Nido, que sobresale por su arena blanca y sus arrecifes de coral. La capital provincial, Puerto Princesa, es la segunda más grande de toda Filipinas y es la sede del Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa, que abarca más de 5 mil hectáreas y alberga once ecosistemas diferentes. También es una de las nuevas Siete Maravillas Naturales del mundo.

.