Cinco curiosidades que seguro no sabías sobre París

Sus puentes y faroles suman a que sea conocida como "la ciudad del amor".  (Léonard Cotte/Unsplash)
Sus puentes y faroles suman a que sea conocida como "la ciudad del amor". (Léonard Cotte/Unsplash)

Pocas ciudades son tan famosas como la parisina, envuelta en un halo de romanticismo y glamour, es dueña de algunos lugares sorprendentes, que van desde las luces de la Torre Eiffel, hasta las misteriosas catacumbas. Acá otros datos curiosos para conocerla, en estos días en que Lionel Messi se ha convertido en un atractivo más.

La Torre Eiffel varía de altura

No es novedad que los metales se contraen y se expanden al variar las temperaturas. Ni siquiera la famosa torre escapa a esta ley de la física y su altura cambia en pequeña medida de acuerdo a la temporada.

Cambió de nombre

Quizás no sabías que fue fundada por los romanos, quienes la bautizaron como Lutecia. La ciudad cambió su nombre original por el de París sólo varios siglos después.

Tiene una pequeña Estatua de la Libertad

La icónica obra de Nueva York tiene una réplica, regalo otorgado por Estados Unidos en ocasión del primer centenario de la Revolución Francesa y en agradecimiento por la original que fue, a su vez, obsequio de Francia.

El robo de la Mona Lisa

Es uno de los cuadros más famosos del mundo y por eso, uno de los más codiciados. En 1911 un sujeto entró al Museo del Louvre y sin llamar la atención de los guardias se la llevó debajo del abrigo. Fue recuperada en 1913.

Ya había cafeterías en 1600

El amor de los parisinos por el café y la pastelería no es nada nuevo. La primera cafetería de la ciudad abrió sus puertas en 1686 en el distrito de Saint-Germain-des-Prés con el nombre de Le Procope.