Cinco canciones para disfrutar en la playa

En Acapulco se filmó el recordado videoclip de "Cuando calienta el sol", clásico de Luis Miguel. (123RF)
En Acapulco se filmó el recordado videoclip de "Cuando calienta el sol", clásico de Luis Miguel. (123RF)

Calma (Pedro Capó). Nadie podría adivinar el componente playero de este tema guiándose por su título. Sin embargo, sólo 37 segundos después de su comienzo todo queda claro en el estribillo: "Vamos pa' la playa, pa' curarte el alma, cierra la pantalla, abre la Medalla. Todo el mar Caribe viendo tu cintura, tú le coqueteas, tú eres buscabullas y me gusta". Y allí también hay una referencia veraniega por excelencia. Medalla no es otra cosa que una de las cervezas más populares de Puerto Rico, país nativo del autor e intérprete del gran hit del último verano.

Cuando calienta el sol (Luis Miguel). Si hay clásicos relacionados con el verano, el sol y la arena, este tema popularizado por Luis Miguel a mediados de los '80 es uno de los indiscutidos. "Cuando calienta el sol aquí en la playa, siento tu cuerpo vibrar cerca de mí", dice el comienzo de una de las letras más reconocibles en la historia del pop. El videoclip, filmado en Acapulco, muestra a un grupo de chicos y chicas en plenas vacaciones, con mucha piel al sol y juegos de seducción en plena bahía de Santa Lucía del Pacífico mexicano. Sin dudas, una de esas canciones que deberían sonar en cualquier fiesta que se precie como tal. Y sí es en la playa, mejor aún.

Tiritando (Donald). Uno de los mayores clásicos de la canción popular argentina tiene a la playa como gran protagonista. "Las olas y el viento –sucundum, sucundum– y el frío del mar", dice el legendario comienzo del tema, que luego agrega: "El viento y la arena no me dejan ver, eres una ola muy pronta a romper. Tiritando, caminando por la playa, veo la espuma de tu amor desvanecer". Un vínculo amoroso expresado en lenguaje veraniego, con metáforas playeras de una relación resquebrajada. Pese al sentido original de la letra, es uno de los temas que no puede faltar en cualquier descripción musical de Mar del Plata y la Costa Atlántica de la provincia de Buenos Aires. Imperdible la poco conocida versión en inglés.

Arena y sol (Marta Sánchez). A mediados de los '90, Marta Sánchez se subió a la ola del reggae y el dub en clave pop (que en Argentina tuvo su contraparte con Diego Torres). "Arena y sol, el mar azul. Contigo yo, conmigo tú. Espuma blanca, dorado amor de arena y sol", dice el recordado estribillo del tema, quizás el más popular de la cantante española. "Tú me besas con sabor a sal", añade más tarde, dejando todo servido para un encuentro amoroso en la arena, con el sonido de las olas de fondo. El videoclip de la canción fue filmado en Almería, balneario andaluz en plena costa del Mediterráneo.

Kokomo (The Beach Boys). Con varios clásicos dedicados a la playa, el surf y la vida en California, los Beach Boys son probablemente los mayores referentes de la música pop más veraniega. En 1988, el grupo editó Kokomo como parte de la banda sonora de la película Cocktail y confirmó ese perfil. A lo largo de la letra, varios puntos del Caribe son mencionados, entre ellos Aruba, Jamaica, Bermuda, Bahamas, Key Largo, Montego Bay, Martinique, Montserrat, y Port-au-Prince (Haití). Sin embargo, la canción deja en claro que no hay lugar como Kokomo, el antiguo nombre de una isla jamaiquina hoy conocida como "Sandals Cay".