Chau, adoquines: Roma asfaltará algunas de sus calles más transitadas

La capital italiana trasladará los adoquines de unas 70 vías a callejones peatonales. El desgaste del material y los costos de mantenimiento, entre los principales motivos.

Es indiscutible: las calles adoquinadas forman parte de las postales más clásicas de Roma. Sin embargo, en los próximos meses, muchas de las vías más transitadas de la capital italiana van a reemplazar sus adoquines por asfalto.

Las razones de la transformación del paisaje urbano son varias. Por un lado, las autoridades de la ciudad aseguran que las calles adoquinadas no resisten el tráfico permanente de autos, camiones y otros vehículos. Por otro, además del desgaste que sufre el material, resulta peligroso para las motos y las bicis, que registraron varios accidentes.

Además: Roma, sin gladiadores: ya no se podrán sacar fotos con los turistas.

Y, además, el mantenimiento de los adoquines es mucho más caro para el Ayuntamiento de Roma que el del pavimento. Según cifras citadas por La Vanguardia, conservarlos cuesta tres veces más que lo que requiere el asfalto común.

Nueva vida

Alrededor de 70 grandes calles se verán afectadas por estos trabajos. El plan del Gobierno local no es deshacerse de los adoquines, sino trasladarlos a otras 110 calles y callejones más tranquilos y menos transitados en el centro histórico de la ciudad, por donde circulan los peatones. Via Condotti y Via del Corso serían algunas de las elegidas.

Crónica sobre el tráfico en Roma: Cuaderno de Viaje: Matemáticas.

“Por cada adoquín que eliminamos de una carretera, los volveremos a colocar en otra”, dijo al respecto Roberto Botta, miembro del Ayuntamiento, al diario Il Messaggiero.

“Sampietrini”

Conocidos como “sampietrini” –en referencia a la plaza de San Pedro, donde fueron colocados por primera vez–, los adoquines que cubren las calles de Roma se extraen de la roca volcánica de los montes Albanos y de los alrededores de la antigua ciudad de Volterra.

Tradicionalmente, la colocación se hacía a mano, a través de una técnica artesanal.