Cataluña: imperdibles de la región

Priorato de Siurana, colgado de un abrupto precipicio.
Priorato de Siurana, colgado de un abrupto precipicio.

La ruta del aceite de Oliva, el senderismo, cicloturismo, la enología son algunos de ellos. 

Enología: conocida como la "Toscana Catalana", la comarca posee dos denominaciones vinícolas de origen, la de Priorat y la de Montsant. Hay numerosas bodegas que ofrecen visitas guiadas y catas de sus vinos. Una de ellas, la bodega Celler de Capcanes, dedica parte de su producción a elaborar el vino Kosher, según los preceptos judíos.

Ruta del aceite de Oliva: unos seis molinos de la región admiten visitas para conocer el proceso de refinamiento del aceite de oliva virgen extra, premiado en numerosos certámenes internacionales.

Senderismo: numerosas rutas de dificultad variable trazan una red de senderos que permiten acercarse al patrimonio natural, cultural e histórico de la comarca, donde hay registros de asentamientos humanos desde el primer milenio.

Cicloturismo: hay al menos 12 itinerarios trazados para recorrer en dos ruedas, con trayectos de diferente complejidad que permiten internarse en las riquezas naturales del Priorat.

La ruta del Císter: itinerario cultural que enlaza a los tres monasterios creados por la orden religiosa del císter: Santes Creus, Poblet y Vallbona de les Monges.

Fiestas y ferias. La tradición y la historia de la comarca se hace visible en las numerosas fiestas programadas a lo largo del año, aunque la mayoría tiene lugar en verano (julio y agosto). Fiestas que suelen incluir bailes, sardanas (danza tradicional catalana) y actos infantiles, como la Encamisada de Falset; ferias y muestras de vino, como la Feria del Vino de Falset y de la Vendimia a la antigua de Poboleda, y jornadas gastronómicas, como la de la Truita amb suc (tortilla en salsa) de Ulldemolins.

Mercado de Artesanía de Cornudella. Es una de las convocatorias más interesantes para admirar los trabajos y el oficio que se remonta a los mismos orígenes de la comarca.