Bonificar pasajes de avión a turistas extranjeros... ¿Sí o no?

Algunas cámaras del sector turístico aprobaron este proyecto, que por ahora está en estudio. Sería para el último trimestre del año, y llegaría a 100.000 pasajes de Aerolíneas Argentinas centrados en turistas de Brasil, Chile y Uruguay.

No fueron escasas las reacciones a la iniciativa del gobierno nacional de bonificar el 100 por ciento de los pasajes a los turistas extranjeros, como modo de incentivar el turismo receptivo a partir de la apertura de las fronteras.

Los que dieron el respaldo fueron los representantes de la Cámara Argentina de Turismo (CAT), quienes valoraron "el gran esfuerzo que se hace desde el sector gubernamental para ayudar a nuestra actividad a volver a generar ingresos con nuestro trabajo. Es el único camino. Y en ese sentido, siempre acompañaremos medidas como estas, que promueven la reactivación de nuestro sector para dar viabilidad económica a esta actividad", detallaron en el comunicado.

De prosperar la idea, se pondría en marcha durante el último trimestre de este año, cuando las fronteras estén abiertas con algunas condiciones y medidas sanitarias por la pandemia del Covid-19. Desde la cámara agregaron que esto dará impulso al sector que pasa por la peor crisis de su historia, especialmente en materia receptiva. "Para hoteleros, gastronómicos, transportistas, operadores turísticos y prestadores de servicios de esas zonas, será una gran noticia".

También apoyaron la idea desde la Federación Argentina de Asociaciones de Empresas de Viajes y Turismo (Faevyt), como un paso necesario para la reactivación.

A través del Inprotur (Instituto Nacional de Promoción Turística), se bonificaría el total de 100.000 pasajes de Aerolíneas Argentinas para turistas extranjeros que pasen al menos cuatro noches en el país. Sería una campaña agresiva para atraer visitantes, especialmente de Brasil, Chile y Uruguay

Esto acompañará un movimiento que en el ministerio nacional estiman que sucederá con el turismo en todo el planeta, después de tantos meses de viajes prácticamente a cero, y por lo que se generará una competencia muy fuerte.

La idea es que esté en marcha en octubre, para cuando se estima las fronteras estén abiertas. Sin embargo, no hay garantías totales de que eso ocurra y habrá que seguir evaluando el paso de la vacunación y de la pandemia.