¿Amás el queso? El pueblo medieval de Gruyères te va encantar

El producto se fabrica en este poblado desde hace siglos. (Switzerland Tourism)
El producto se fabrica en este poblado desde hace siglos. (Switzerland Tourism)

Un castillo, picos nevados y, claro... gruyere: conocé por qué esta villa es considerada una de las más lindas de Suiza.

Entre colinas verdes, ríos torrentosos y ciudades de arquitectura medieval, los paisajes de Suiza muchas veces parecen sacados de una publicidad. Imposible no mencionar a la famosa vaca de Milka pastando en los Alpes Suizos. El pueblo de Gruyères en la región de Friburgo, no es la excepción, pero lo que lo hace único, más allá de sus vistas, es que ahí se creó el queso que lleva su nombre.

De caballeros e historias

Encaramado sobre una colina, como si vigilase la villa desde lo alto, se ubica un castillo amurallado y construido en piedra. Hoy alberga un museo donde, a través de exposiciones de obras de arte medieval, objetos ceremoniales y uniformes de caballeros, se recorren más de ocho siglos de historia y cultura de la región.

¿Sin agujeros?

Como el nombre lo indica, de aquí proviene el famoso queso Gruyere. Si bien no se sabe a ciencia cierta cómo fue su origen, su origen se remonta al año 1.100 y a esta localidad. Un dato curioso: aunque muchas veces se lo asocie a un queso con agujeros, por su variedad francesa, la receta original y producida en Suiza es lisa y no los tiene.

El lado más rico

A los pies del castillo se encuentra La Maison du Gruyère, una quesería abierta al público donde se explican los pasos de la elaboración de su producto estrella. Además del restaurante de La Maison, otros establecimientos del pueblo ofrecen fondue y demás especialidades locales. Sin dudas, un destino ideal para fanáticos del queso.