Alucinante: conocé una parte del Gran Cañón en tirolesa

El Gran Cañón es uno de los destinos naturales más visitados de Estados Unidos: todos los años recibe a miles de turistas deseosos de descubrir su inmensidad y de conocer una de las Siete Maravillas Naturales del Mundo. En este impactante escenario se encuentra el Grand Canyon Skywalk, una pasarela de vidrio situada a 1.300 metros sobre el vacío. Como si la adrenalina que ofrece ese paseo no fuera suficiente, hace un tiempo se inauguró una tirolesa para poder recorrer el lugar desde el aire.

Ubicada en Grand Canyon West, cuenta con dos líneas de tirolesa, en donde se pueden deslizar hasta cuatro personas a poco más de 300 metros de altura. El primer tramo mide 335 metros de largo, mientras que la segunda parte, mucho más empinada, tiene una extensión de 640 metros. Ambas líneas comienzan en Hualapai Ranch, a 1.600 metros del Grand Canyon Skywalk, y las entradas cuestan 89 dólares (unos 1.700 pesos).

FERIADOS EN ARGENTINA. Ideas viajeras: ¿qué hacer en los feriados de 2018?.

Pueblos originarios

Grand Canyon Resort Corporation es propiedad de y está operado por la tribu hualapai (cuyo significado es “gente de los pinos altos”) en Peach Springs, Arizona. La Reserva Hualapai, establecida en 1883, está ubicada en 404.685 hectáreas de tierras ancestrales de ese pueblo originario, dentro de la porción sur de la meseta de Colorado y la escarpadura de Grand Wash Cliffs. El límite norte moderno de la reserva se encuentra a lo largo del Gran Cañón y el río Colorado.