7 cosas para tener en cuenta si viajás a Río de Janeiro

Río combina naturaleza y atractivos urbanos en partes iguales. (123RF)
Río combina naturaleza y atractivos urbanos en partes iguales. (123RF)

Río de Janeiro está y estará entre los destinos preferidos de los argentinos para el verano. Si vas en estas vacaciones o tenés planeado conocerlo, tené en cuenta estos datos.

1. Cuándo ir

En Río las temperaturas son agradables durante todo el año, pero la temporada alta se concentra en el verano (de diciembre a abril), que coincide con la época de lluvias (suelen ser tormentas pasajeras). De mayo a noviembre hay menos humedad y temperaturas relativamente más bajas. Dos fechas que convocan a muchísimos turistas son Reveillón (la fiesta de Año Nuevo) y el Carnaval, por lo que si querés ir en esos días tenés que reservar con anticipación.

2. Dónde alojarse

La elección de dónde dormir depende de las actividades que quieras realizar. Ipanema y Copacabana, por ejemplo, son dos buenas opciones para hospedarse porque están bien conectadas y cerca de la playa: Ipanema es la zona más costosa y segura, y en teniendo en cuenta esos parámetros le sigue Copacabana. Otros lugares para alojarse son el Centro, Flamengo, Botafogo, Lagoa y Leblon.

3. Qué comer

Si querés probar comidas típicas, agendá: feijoada (a base de porotos y carne de cerdo), platos con pescados y mariscos, rodizio (carne a las brasas), tapiocas (tortillas hechas con fécula de mandioca y asadas), bolinhos de bacalhau (similares a buñuelos rellenos) y pasteis (una especie de empanada de camarones, queso o carne). ¿Te gusta lo dulce? Entonces probá el açai (fruto que se combina con granola y otras frutas), el brigadeiro (con leche condensada y chocolate) y las cocadas.

4. Cómo moverse

En Río hay una gran oferta de taxis y Uber, pero podés llegar a los principales atractivos turísticos usando el transporte público, en especial el metro y los buses urbanos (también hay tranvía eléctrico). La red de metro tiene una amplia cobertura y es la forma más rápida de moverse. El billete sencillo cuesta 4,6 reales. Los buses, en tanto, no son difíciles de ubicar y cuentan con información sobre los recorridos y los monumentos que pueden visitarse en cada parada, pero no están exentos a los problemas de tráfico de la ciudad.

5. Dónde hacer compras

Ir de shopping es un gran plan para los días de lluvia. Algunos centros comerciales son Barra Shopping (uno de los más grandes de América latina), Botafogo Praia Shopping (con buenas vistas al Pan de Azúcar), Shopping Río Sul (precios más elevados) y Shopping Leblon (con tiendas de lujo). Además hay ferias y mercados al aire libre como el Mercado del Río Antigo (antigüedades y artesanías; abre el primer sábado del mes), la Feria Hippie de Ipanema (ropa, bijouterie y obras de artistas; abre los domingos) y la Feria Nocturna de Copacabana (productos típicos y suvenires, abre todos los días).

6. Cuáles son los imperdibles

Un itinerario por Río tiene que contemplar las playas de Copacabana, Ipanema, Barra de Tijuca y Leblon; la subida al Cristo Redentor y al Pan de Azúcar; la visita a la Escalera de Selarón y al Maracaná; y un paseo por el Jardín Botánico y el Parque Lage. ¿Destinos cercanos para hacer una escapada? Búzios, Ilha Grande y Paraty.

7. Dónde hacer playa

Río de Janeiro ofrece casi 50 kilómetros de playas. Las más conocidas son las de Ipanema, Copacabana y Leblon, pero también hay otras que vale la pena descubrir como la de Sao Conrado (para surfers), la de Barra de Tijuca (más tranquila), Prainha (que bordea una reserva natural) y Abricó (nudista).