De Córdoba a la playa: a Brasil y el Caribe sin escalas