Inclusión en el deporte: el desafío de una subida distinta a la cima del “Champa”

El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)
El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)

El equipo de “Hoy no duermo en casa” llevó a la cumbre del cerro más alto de Córdoba a un grupo de la asociación Por Más Inclusión en el Deporte. Fue una travesía inolvidable.

La historia es breve, pero emotiva: hace más de un año, desde el proyecto Por Más Inclusión en el Deporte cumplieron el sueño de subir al cerro más alto de provincia de Buenos Aires: el Tres Picos.

Matías Vivanco, de Hoy no Duermo en Casa, le escribió a Gustavo Maidana, ex “Murciélago”: cuando bajes del Tres Picos, nos vamos al Champaquí, la cumbre más alta de Córdoba.

Un año después, comenzaron el ascenso, en un desafío no sólo para este grupo de deporte por la inclusión sino también para los integrantes de HNDC.

“Uno como profesional siempre tiene que estar preparado para las dificultades; pero este era más un desafío que otra cosa: era llevar a un grupazo, increíble, que contagiaba energía, hasta el techo de Córdoba”, asegura Lucas Di Césare.

La montaña es la que decide

“Uno siempre planifica un viaje, desde el los horarios óptimos, el agua necesaria, la comida, la distribución de los pesos, pero siempre decimos lo mismo: todos los planes se desarman en la senda”, agrega.

El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)
El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)

La máxima es inalterable para ellos: quien te deja subir o no, quien te da permiso es la montaña. “Ella elige hasta dónde te deja subir”.

Lo que más les sorprendió a los HNDC en su trabajo de guías es la capacidad de adaptación del grupo, que estaba muy preparado. “Nunca preguntaron cuánto falta, mostraron empuje siempre y se iban organizando. Nosotros los guías podemos opinar muchas cosas, pero el gran desafío lo tenían ellos y lo dieron todo: llegaron a una cumbre”.

El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)
El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)

A lo largo de la subida, de tres días hasta el Champaquí, fueron aprendiendo y modificando cosas. Al principio, Maidana se tomaba de una vara, pero luego cambió hasta tomarse de la punta de la mochila.

“Nos contaba Gustavo que las herramientas sirven para una parte, o en un proceso de aprendizaje, pero luego toma otros mecanismos. Se iba acostumbrando y haciendo una lectura del movimiento del que lo acompaña. Uno habla siempre de una realidad desde la que donde está, pero la realidad del otro te cuenta otra historia, y eso es sumamente motivador para nosotros”, dice Lucas.

Adaptarse

Matías agrega que como guías están muy acostumbrados a adaptarse al ciento por ciento al grupo que toque, y en general son muy heterogéneos. “Sin dudas, esta experiencia con este grupo iba a ser especial, pero no fue difícil. Estábamos predispuestos a adaptarnos, y el grupo organizador era gente con una gran predisposición, y sabíamos que iban a empujar como un cohete para arriba”.

El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)
El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)

“Lo que quedó de la experiencia -suma Lucas- es que después de ver lo que hicieron es difícil decir no puedo ante algo. Me permito decir que tengo miedo y quiero ayuda, que necesito tiempo, tomar fuerzas para salir, pero no que no puedo. Ellos se enfrentaron a una montaña, la subieron y desde lo alto escuché gritar que lo logré”.

“Ellos siempre han creído en ellos. Subir una cumbre tras tres días de caminata, hacer esfuerzo, tener paciencia. Sus formas de pensar, de actuar y de enfrentar desafíos me cambió”, coincide Matías.

Para Lucas y Matías, la experiencia es uno de esos hitos que quedarán para siempre en la historia de este grupo acostumbrado a llegar a lugares exigentes, conocidos o no tanto, desde hace más de una década. Y el contacto con este grupo de personas que transmitieron “una felicidad profunda”.

El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)
El equipo de Hoy No Duermo en Casa hizo cumbre con los integrantes de Por más inclusión en el Deporte. (Foto: Hoy no Duermo en Casa)

“Es muy emocionante porque cuando uno aspira a una cumbre tan importante, requiere de una preparación previa. Ellos hacía un año que tenían este proyecto dando vueltas en sus cabezas, y períodos de prácticas, entrenamientos, organización”, señalan.

La conclusión para todos es que “cuando uno quiere, se vencen los muros, se rompen, y es posible llegar a la meta. Trabajando en equipo”, agregan. Todo lo demás, dicen, es muy difícil expresarlo en palabras, y se quedan con el privilegio de haber sido parte de esta experiencia.

Temas Relacionados