El ritmo de las comparsas saca a Concordia de fiesta

Emperatriz, Bella Samba, Ráfaga e Imperio, las comparsas que se presentan. (María Cruz Mercado Luna)
Emperatriz, Bella Samba, Ráfaga e Imperio, las comparsas que se presentan. (María Cruz Mercado Luna)

El 22 de enero comenzó el Carnaval de Concordia, que toma lugar durante seis sábados consecutivos. Lo que tenés que saber para vivir la experiencia.

La magia del carnaval se abre al público sólo por algunas noches, pero la ciudad de Concordia respira este festejo durante todo el año. La preparación que conlleva la fecha tan esperada comienza meses antes, con perfeccionamiento de pasos de baile, puntadas de hilo por acá y por allá y mucha creatividad volcada a la construcción de las masivas carrozas que desfilan en la manga. “Todos los años se hacen de nuevo, no se pueden reutilizar los trajes ni los carros”, aclaran los locales.

Arriba Concordia, la fiesta está aquí

La emoción de cada uno de los 1.500 artistas presentes en la edición de este año se palpita al poner un pie en el Corsódromo, donde todos los ojos están puestos en sus movimientos. Las comparsas que se despliegan son cuatro: Emperatriz, Bella Samba, Ráfaga e Imperio, conformadas por bailarines, pasistas, músicos y carroceros que llenan de color, ritmo y brillo cada noche.

El oído atento puede identificar que son sólo ocho las canciones que se repiten en toda la noche, cada comparsa presenta dos: su himno (el mismo de todos los años) y una relativa al argumento, es decir la temática que selecciona para esa edición. Al escucharlas durante toda la jornada, incluso quienes no conocen las canciones de antes se encuentran uniéndose al coro. Las carrozas y vestuarios también reflejan estos argumentos. Por ejemplo, la comparsa que representa a la fortuna incluye monedas y cartas en sus trajes. Y la comparsa que rescata el encuentro de colonizadores y nativos tiene una enorme carroza del perfil de Colón.

Un momento para retener el aliento

El Secretario de Turismo e Innovación de Concordia, Aldo Álvarez, destaca su momento preferido del evento; el Show de Baterías. “Es un instante único, cuando todo el Corsódromo se detiene a ver a la reina y los músicos de cada comparsa”. Es entonces, explica, que cada comparsa luce la coreografía y el ritmo que preparó para destacarse entre las demás, ante los ojos de los jueces (todos de carreras artísticas y sin relación con Concordia o con las comparsas que evalúan) que observan todo desde un palco elevado.

Cada comparsa tiene unas 400 mujeres y hombres de todas las edades celebrando a puro brillo y alegría. En los 300 metros aproximados que recorren se van intercalando las diferentes figuras que están en competencia, como maestro de ceremonia, reina de batería, bastonera y destaques (carros alegóricos al argumento elegido).

El predio cuenta con baños químicos, barras para pedir bebidas (cada trago cuesta 800 pesos aproximadamente) y comidas rápidas. Cuando la noche está avanzada se reparte cotillón luminoso entre el público y al finalizar el espectáculo, alrededor de las cuatro de la mañana, el público joven baja a la manga a bailar una última canción antes de cerrar la jornada.

Las entradas se pueden adquirir a través de www.ticketek.com.ar, los precios en tribuna y para mayores de 12 años comienzan en $500. Este año se puede elegir el sector “VIP Turista”, ubicado en la zona media de la tribuna norte, con servicios gastronómicos para degustar sabores locales y mesas de hasta seis personas, para disfrutar con comodidad. El estacionamiento es sin cargo.