Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Escapadas

Una escapada a La Cumbre: alfajores, aventura y atardecer junto al dique

Podés estar unas vacaciones completas (o quedarte a vivir), pero si sólo tenés tiempo de aprovechar un día en esta localidad de Punilla, te damos una opción.

Por Daniel Santos (Especial).

Se puede programar una estadía extensa de vacaciones completas, una más breve de algunos días... o elegir el destino para una escapada. De cualquier manera, La Cumbre vale la pena.

Esta encantadora localidad del valle de Punilla sorprende por sus grandes edificios, legado de la aristocracia que la eligió un siglo atrás; por sus callecitas encantadoras y arboladas; por sus lugares majestuosos, como el aeródromo o el Golf Club, sus restaurantes y espacios culturales, pero hay muchísimas opciones para disfrutarla de diversos modos.

Una visita a la fábrica de Estancia El Rosario. Foto: Daniel Santos

Por ejemplo, se puede pasar un día completo aprovechando de variados encantos: hoy elegimos una visita a la fábrica de dulzuras Estancia El Rosario, un almuerzo bajo en el entorno natural con gastronomía de Vira; el desafío familiar de animarse a un parque de aventuras; y terminar a un kilómetro en el dique San Jerónimo, disfrutando de un atardecer junto al lago artificial.

Si uno llega bien temprano a Estancia El Rosario, se recomienda la breve visita a la fábrica de exquisiteces que son parte de la identidad de los cordobeses: alfajores, dulces, galletitas y delicias de sabores exquisitos son parte del legado de esta empresa familiar que nació hace casi 100 años. Desde 1924, inmigrantes escoceses y suizos construyeron esta empresa que se fue transformando y fusionándose con las costumbres, los gustos y la cultura del lugar. En el recorrido se pueden ver las máquinas que aún funcionan junto a las que utilizaban en los inicios para crear los manjares que hicieron grande el nombre del lugar. 

Vira, la opción gastronómica en Estancia El Rosario. Foto: Daniel Santos

En el mismo predio, enorme, que aún resguarda los rastros de sus inicios, funciona actualmente Vira Cocina, que ofrece una experiencia gastronómica en un ambiente increíble y natural. Parrilla o cocina gourmet (imperdibles los sorrentinos de cordero o la bondiola al disco, o comida rápida veggie) forman parte de una opción para consumir bajo techo o bajo los árboles del lugar.

Hora de aventura

Tirolesa en Aventura El Rosario. Foto: Daniel Santos

Para completar parte de una jornada en La Cumbre, sin necesidad de moverse tanto, es posible disfrutar en familia de Aventura El Rosario en el entrono de montaña de los alrededores. Allí se puede practicar arborismo, con algunos tramos más desafiantes (por ejemplo, sostenerse entre tronquitos muy movedizos), deslizarse en tres tramos de tirolesa con todos las medidas de seguridad, practicar puntería con el arco y la flecha, o trepar por la palestra desafiando los límites.

Para todas las edades, la propuesta es muy atractiva para pasar un par de horas en el lugar: con prestadores de turismo aventura habilitados, que ofrecen todos los consejos previos, garantizan la seguridad de los participantes y acompañan los trayectos por el parque, Aventura El Rosario es una opción recreativa muy divertida y desafiante al mismo tiempo. Para el verano, planean aventuras nocturnas, con linternas y opción de astroturismo.

En Aventura El Rosario, los prestadores velan por la seguridad de las actividades. Foto: Daniel Santos

En el dique, Diquesi

Tras haber pasado una jornada completa en la Estancia El Rosario, es posible cerrar el día a un kilómetro de allí. Por un camino de tierra bien consolidado, en un recorrido frondoso, se llega hasta el Dique San Jerónimo, un embalse mediano que tiene casi 80 años de historia y de una belleza increíble.

El espejo de agua del dique San Jerónimo, en La Cumbre. Foto: Daniel Santos

El dique San Jerónimo está construido en la confluencia de los arroyos El Peral y Los Berros, que forman el río San Jerónimo que le da nombre. Se inauguró en julio de 1942 para abastecer de agua potable a la localidad.

Además de recorrer el paredón, y disfrutar de la vista del lago entre las grandes sierras de exuberante vegetación, se puede aprovechar que desde hace unos años hay servicios gastronómicos.

Diquesi, la propuesta gastronómica del dique San Jerónimo. Foto: Daniel Santos

Allí se instaló Diquesi, proyecto de Santiago Blondel (ganador del Prix de Cocina Baron B, que antes tuvo su restaurante Gapasai) que combina gastronomía informal pero de gran nivel con una vista hermosa. Para terminar el día, no hay lugar mejor en La Cumbre. 

2016 - 2022. Todos los derechos reservados.
La Voz.