Un sendero por el Río Yuspe: cajones, ollas y una cascada oculta

Caminar a la orilla de aguas que corren entre macizos de piedra y una variada vegetación. (Agustina López)
Caminar a la orilla de aguas que corren entre macizos de piedra y una variada vegetación. (Agustina López)

Un sendero de ocho kilómetros para hacer en la zona de Los Gigantes.

Un trekking guiado con varias paradas para refrescarse en verano. El primer tramo se hace en auto y se transitan 28 kilómetros por la ruta 28, que es de tierra, desde Tanti en dirección a Los Gigantes. Una vez que llegamos al Parador del Yuspe, estacionamos el auto y empezamos el trekking.

El Río Yuspe nace al pie del macizo de Los Gigantes, en la zona conocida como Los Mimbres, y desemboca en el Lago San Roque, previamente uniéndose con el río Grande de Punilla y convirtiéndose después en el río Cosquín. Recorre unos 60 kilómetros de la naciente a la desembocadura. Por la alta concentración de yodo, el color del río es, en los lugares más bajos, amarillento con naranja y en partes más profundas, se tiñe de marrón oscuro a negro.

Se comienza a caminar entre Las Cuchillas de Los Gigantes y el cauce del río, y pasamos por ollas, playas secretas y vamos viendo las altas paredes de roca que encajonan las rápidas aguas hasta llegar a la primera parada del recorrido: Los Cajones del Río Yuspe. Una playita de arena y dos piedras inmensas son las paredes del río que sigue corriendo. Parada ideal para refrescarse, en una caminata donde no hay sombra.

El sendero no está muy marcado y se transitan momentos con vegetación de altura. Pajonales, cortaderas, tabaquillos, maitenes, mimbres y mucha roca por doquier, de todos los tamaños y formas. Además, cruzamos dos veces el río a pie. La segunda parada la bautizaron La Olla Techada, pero el acceso es más complicado. Se desciende unos ocho metros por una pared de roca empinada hasta llegar a un lugar escondido donde hay una olla con agua de unos cinco metros de profundidad con un techo de piedra, como dentro de una bóveda.

Seguimos caminando en dirección a nuestro destino final y llegamos a una playa de arena, cruzamos caminando por el río y nos adentramos en el hueco de una quebrada donde está la Cascada El Santuario, 15 metros de caída de agua de un arroyo afluente que cae en un jardín vertical. Un trekking de dificultad media baja de ocho kilómetros en total, ida y vuelta, que vale la pena descubrir en Córdoba.

El grupo de trekking lo organizan dos personas, Jes y Santi, amantes de las cascadas de Córdoba y que organizan salidas de fin de semana para ir a verlas. La agenda de salidas se puede visualizar en su Instagram.

El trekking al río Yuspe cuesta $2.700 por persona, incluye dos guías, seguro de accidente personales, pequeña ración de marcha y una merienda final en el parador.

Temas Relacionados