Tres planes para disfrutar de Villa General Belgrano

Por estos días, la ciudad recibe a miles de viajeros con ansias de vivir el Oktoberfest. Quienes estén allí pueden aprovechar para conocer más sobre la fiesta y descubrir otras propuestas del destino.

En el Oktoberfest, la cerveza artesanal en sus múltiples variedades y las distintas expresiones de la cultura centroeuropea están a la orden del día. Pero la celebración también puede ser una excusa para visitar una ciudad que tiene mucho más para mostrar. En ese marco, los visitantes pueden dedicar una parte de su tiempo a sumergirse en otras actividades y experiencias, para conocer más a fondo la oferta de Villa General Belgrano.

Un viaje a las raíces

En la Casa del Bicentenario funcionará el Museo del Oktoberfest, una exposición de elementos relacionados con la historia de la fiesta. Afiches y viejos programas de cada una de sus ediciones, material de merchandising, cuadros, jarros, documentos asociados (como los decretos de nacionalización), recortes de publicaciones gráficas, fotografías, videos, los primeros barriles utilizados para los espiches, la historia del Monje Negro, la Galería de Reinas, los personajes que han participado, las orquestas, los grupos de danzas y tradiciones y los aldeanos estarán presentes en esta muestra.

A paso lento

El alquiler de caballos introduce a los visitantes en otra cara de Villa General Belgrano: su ambiente criollo. Los amantes de las actividades al aire libre encontrarán en las cabalgatas una forma más que interesante para visitar los paseos naturales de la zona. Y es que, con el caminar acompasado de los caballos, podrán apreciar los hermosos paisajes del pueblo. Desde el área de Turismo se recomienda comunicarse con Manuel Quinteros (3546 453845, ubicado en ruta 5 frente al complejo Altos de Belgrano) o Pedro Sánchez (3546 543746, situado en frente de las cabañas Steinhaus). Ropa y calzado cómodo es lo único que se necesita para emprender estos paseos. Una propuesta ideal para compartir en familia, pareja o amigos.

Desde arriba

Para llevarse el recuerdo de las mejores vistas de Villa General Belgrano, nada como subir a la Torre del Reloj, un mirador de 23 metros de altura ubicado en el Salón de Eventos. Desde este lugar –el punto edificado más alto de la localidad–  los viajeros podrán observar panorámicamente los cuatro puntos cardinales de la Villa. Para ingresar, se debe pasar por la oficina de Turismo, ubicada en el mismo edificio. En total son siete pisos y casi 100 escalones de una escalera caracol. El mirador posee una cúpula con tres relojes en las alas norte, sur y este. Las tarifas: 20 pesos para adultos y 10 pesos para menores.