Tras las huellas del “Cura Gaucho”

Patio del Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba.
Patio del Rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba.

En el marco de las visitas guiadas de este mes, que ofrece la Dirección Municipal de Turismo, sobresale el circuito que propone desandar los pasos de José Gabriel Brochero en esta capital. Mañana, a las 10, desde la oficina de turismo del Cabildo.

La Dirección Municipal de Turismo se propone descubrir la Córdoba religio­sa y, en especial, en la figura de José Gabriel Brochero llamado “el Cura Gaucho”.

José Gabriel Brochero nació en Santa Rosa de Río Primero el 16 de marzo de 1840 y, de sus 10 hermanos, dos mujeres también abrazaron la vida religiosa.

A los 16 años ingresó al Seminario de Nuestra Señora de Loreto y, cuatro años después, a la Universidad de San Carlos (por una real cédula de 1800 se llamó así a la actual Universidad Nacional de Córdoba).

Entre sus compañeros, hijos de familias acomodadas y de renombre de la ciudad, logró forjarse merced a sus conocimientos y al dar ayuda en el estudio. De esta manera consiguió afecto y amistad con Miguel Juárez Celman y Ramón J. Cárcano. En 1866 tomó los hábitos y el 10 de diciembre del mismo año celebró su primera misa.

Fue licenciado en Derecho Civil y maestro en Filosofía; teniente cura de la Catedral y participó de manera activa con las víctimas de la epidemia de cólera que se desató en la ciudad de Córdoba en 1868.

Desde los 29 años y hasta su muerte, fue un gran evangelizador y propulsor del progreso en el oeste cordobés. Convencido de la eficacia de los ejercicios espirituales impulsados por San Ignacio de Loyola convocó a muchos creyentes desde alejados pueblos a la capital provincial que sorteaban inclemencias del tiempo, interminables distancias por terrenos agrestes de los caminos serranos.

Cruzar las Sierras Grandes, distante más de 200 kilómetros a lomo de mula era una epopeya y con ese motivo fue el mayor impulsor de la construcción del camino de las Altas Cumbres para sacar del desamparo a los habitantes del oeste cordobés. También proyectó la construcción de un ramal ferroviario, estableció molinos harineros, abrió acequias, delineó caminos vecinales, construyó parroquias, el Colegio de Niñas (que dejó a cargo de las Hermanas Esclavas del Corazón de Jesús) y también la casa de Ejercicios Espirituales de Villa Cura Brochero.

La humildad y entrega a los más necesitados lo llevaron a caminar senderos de montaña, golpear puertas y compartir mates para transmitir la fe.

José Gabriel Brochero, el Cura Gaucho murió el 26 de enero de 1914 ciego, leproso y rodeado de la más grande pobreza.

Su legado de obras y enseñanzas espirituales, trascendieron las fronteras, fue declarado venerable por el Papa Juan Pablo II en 2004 y se espera una próxima beatificación.

Recorrido. La Dirección de Turismo Municipal con esta visita guiada propone recordar el sitio y lugar donde se erigió el Seminario de Loreto, donde estudió y también celebró su primera misa el "Cura Gaucho". El recorrido conducirá a la Universidad donde cursó estudios de filosofía y trabó firmes lazos de amistad y a continuación la iglesia de la Compañía de Jesús donde manifestaba su profunda fe.

Del mismo modo, se visitará la Capilla Doméstica, donde Brochero hacía ejercicios espirituales y, finalmente, se llegará a la Iglesia Catedral, donde recibió varios honores como capellán de Coro de la Catedral y primer subdiácono.

Lo que hay que saber

Visita. Brochero en la ciudad de Córdoba.

Cuándo: mañana a las 10.

Partida: Oficina de Información Turística Cabildo (Independencia 30).

Recorrido: Plazoleta del Fundador, Patio del Rectorado UNC, fachada de la iglesia de la Compañía, Capilla Doméstica y atrio de la iglesia Catedral.