Tips para refrescarse en Cosquín

Tierra de festivales y de folklore, Cosquín –a unos 50 kilómetros de la ciudad de Córdoba– tiene también otros protagonistas: los balnearios que ofrece sobre sus ríos.

Entre los más populares se destaca La Toma, uno de los más antiguos de la ciudad. Está cruzando el puente Carretero, fue construido hace más de un siglo y, hasta hoy, es el lugar favorito de encuentro de locales y visitantes, como así también de los artistas que pasan por la región. Tiene pasarelas que unen ambas márgenes del río y cascadas. Su público es muy variado: lo eligen familias pero también grupos de amigos.

Otro lugar perfecto para alejarse del calor es Uranga, sobre todo para los jóvenes. Se encuentra a sólo un kilómetro del balneario La Toma siguiendo la costanera avenida Belgrano. Con una gran playa, ofrece abundante sombra y es un hermoso lugar para pasar el día tomando mate, hacer un asado y disfrutar del agua fresca del río Cosquín. También se puede acceder a un mirador para obtener vistas de todo el balneario.

¿Una elección más familiar? Onofre Marimón. Desde la plaza Próspero Molina, hay que ir por calle Tucumán hasta San Luis y doblar a la izquierda en Santa Fe. Luego, hacia la izquierda se encuentra la calle Onofre Marimón y, en las cercanías, el balneario homónimo. En verano se coloca un trampolín y cuenta con murallones de piedra en sus márgenes.

En estos tres balnearios hay servicios de proveeduría, baños y mesas con asadores. Además, tienen escenarios donde se desarrollan espectáculos callejeros. Desde principios de febrero en adelante, no se cobra estacionamiento.

Un par más

Existen otras áreas de descanso que llaman la atención por sus paisajes y sus aguas frescas. El balneario de las Juntura de los Ríos es uno. Se llama así porque ahí el río Yuspe –proveniente de Los Gigantes– y el San Francisco –que nace de La Falda– dan origen al río Cosquín. El acceso es por camino de ripio.

Agendá: Información útil para una escapada a Cosquín.

Por otro lado, bajando unas siete cuadras desde la plaza Próspero Molina se encuentra el balneario Azud Nivelador, de aguas menos profundas, menor caudal y unas pocas piedras.

Otros para visitar son Piedras Azules, el vado Villalba y los que se encuentran más alejados del centro de la localidad. A siete kilómetros, se ubican los balnearios privados de montaña San Buenaventura y Puente Zuviría. Allí se cobra 300 pesos por vehículo, hay zonas con grandes porciones de arena y agua cristalina y cuenta con servicios, canchas de fútbol y canchas de vóley.