Tila Henen: un parador en un embalse escondido de Las Tapias

Está rodeado de vegetación autóctona como tala y espinillo y no permite embarcaciones a motor. (Agustina López)
Está rodeado de vegetación autóctona como tala y espinillo y no permite embarcaciones a motor. (Agustina López)

Un parador ubicado en la orilla, con historia y atendido por sus propios dueños.

En el Valle de Traslasierra, a 180 kilómetros de la ciudad de Córdoba y a 36 kilómetros de Mina Clavero, está la localidad de Las Tapias. En ella hay un dique nivelador escondido entre las montañas que se llama Boca del Río. Para poder acceder y admirarlo te recomendamos este lugar.

Ambiente natural de paz y silencio

Este espejo de agua es uno de los más tranquilos de la provincia y recibe las aguas del río de Los Sauces, que viene cruzando el valle desde Villa Cura Brochero y Mina Clavero, pasa por Nono, el dique La Viña y Villa Dolores.

Y si estás pensando en visitarlo, hay un parador con historia que te recomendamos conocer: Tila Henen. “Henen” significa pueblo en dialecto Camiare de Comechingón. Tila, no tiene un significado exacto pero se usaba para indicar “ahí”. Ahí está el pueblo.

Un matrimonio holandés, de apellido Van Ditmar, escapando de la Segunda Guerra Mundial en 1945 llegó a Argentina y se instaló en este lugar cordobés e inhóspito. En la actualidad, la familia es la que sigue con el proyecto, una generación de tíos y bisnietos. Hoy Tila Henen es un lugar donde se puede admirar la belleza del paisaje desde la propuesta que ofrecen: hamacas paraguayas y terrazas, mesas con restaurante, kayak para remar y cabañas para quedarse a dormir.

Se cobra un ingreso al complejo de $300 pesos y menores $200, entre 5 y 10 años, no se cobra el estacionamiento y se permite ingresar con el equipo de mate. El restaurante abre de 9 a 21 horas en temporada alta y fuera de temporada de 11 a 20 horas. Sirven desayunos y meriendas desde $600, entradas y tablas – empanadas $150 c/u, una porción de papas $500, humita $600-, sándwiches desde $500 y hamburguesas desde $750, sirven platos fríos y calientes como ensaladas desde $800, milanesa con papas $900, trucha con puré $2000 y pizzetas individuales $600. Hay postres, cafetería, bebidas y coctelería.

En su Instagram se enterarán de eventos especiales como fiestas y clases de yoga. Una actividad imperdible es el paseo en kayak, hay simples que cuestan $500 y dobles $700, ambos precios por hora.

Además de parador, para pasar un día junto al embalse, ofrece cuatro cabañas: dos con capacidad para cuatro personas, una para cinco y otra para siete. Para dos personas los precios van desde los $8.000 incluyendo el desayuno y ropa de cama. Un lugar secreto cruzando las Altas Cumbres que vale la pena conocer.

Temas Relacionados