Siete iglesias en el legado arquitectónico, cultural y espiritual de Córdoba

La increíble iglesia de Los Capuchinos de Nueva Córdoba. Foto: Daniel Santos
La increíble iglesia de Los Capuchinos de Nueva Córdoba. Foto: Daniel Santos

Desde la fundación, en la capital provincial se establecieron la mayoría de las órdenes religiosas católicas, cuyos templos son testigos de la historia, la cultura y la espiritualidad. Un recorrido para Semana Santa.

Visitar siete iglesias en Semana Santa es una tradición católica para estos días de celebración. La capital provincial tiene opciones en pocas cuadras a la redonda, ya que hay increíbles templos que guardan parte de la historia arquitectónica, religiosa y cultural de Córdoba.

El Centro, Nueva Córdoba y Alberdi concentran buena parte de ellas, que pueden incluirse en un itinerario por aquellas iglesias de las distintas órdenes religiosas que se establecieron: jesuitas, mercedarios, dominicanos, salesianos, carmelitas descalzas. Algunas arribaron y comenzaron las construcciones de sus edificios en la época de la colonización española, y otras llegarían con las corrientes migratorias del siglo 19.

Es posible armar un circuito con una iglesia que representa a cada una de las órdenes, que además puede armarse en el orden y la preferencia del visitante.

1. Orden franciscana: Iglesia del Sagrado Corazón de Jesús

La increíble iglesia de Los Capuchinos de Nueva Córdoba. Foto: Daniel Santos
La increíble iglesia de Los Capuchinos de Nueva Córdoba. Foto: Daniel Santos

Más conocida como la Iglesia de Los Capuchinos, pertenece a la orden franciscana que llegó en 1575. En el corazón de Nueva Córdoba (Buenos Aires 693), es una marca registrada del barrio por su estilo neogótico con reminiscencias románicas. Es uno de los sitios más fotografiados o “instagrameables” por locales y turistas. Fue elegida la primera maravilla artificial de Córdoba en 2008. La obra comenzó a construirse en 1926, se inauguró en 1933 y se finalizó en 1980. En su fachada cuenta con esculturas, gárgolas, atlantes, figuras bíblicas y paredes de varios colores. El diseño del arquitecto Augusto Ferrari es una metáfora que simboliza la materia que muere con una torre trunca y la otra con aguja representa el alma que asciende. En su interior se destaca el techo estrellas doradas que representan el cielo cordobés en los meses del añ.

2. Orden jesuítica: Iglesia Compañía de Jesús

En pleno centro (Caseros y Obispo Trejo), los jesuitas se establecieron en el año 1599 en la llamada “Manzana Jesuítica". Allí construyeron la Residencia de los Padres, la Capilla Doméstica y la Iglesia, en 1640. Posee estilo romántico modesta fachada, con piedra recortada extraída de la ladera de las sierras. La bóveda tiene el formato de quilla de un barco invertido. Su decoración interna es de estilo barroco americano y dorado a la hoja. Fue declarada, junto a toda la manzana, Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, en el año 2000,

El Papa Francisco vivió en la Residencia de los Padres desde 1990 hasta 1992, cuando fue obispo auxiliar de Buenos Aires.

3. Carmelitas descalzas: Iglesia Santa Teresa de Jesús

Conocido como “convento de las Teresas”, es primer monasterio fundado en la Argentina, de 1628. Juan de Tejeda hizo una promesa en el lecho de muerte de su hija, María Magdalena, que se curó milagrosamente. Ofreció su casa (en calle Independencia 122) para la creación del Monasterio de las Carmelitas Descalzas y fundó el templo de Santa Teresa, de una sola nave, donde su hija ingresó como unas de las religiosas.

4. Iglesia Catedral

La Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción es el templo mayor de Córdoba. De arquitectura colonial, comenzó a construirse en 1580 en la llamada “Plaza Mayor” (hoy plaza San Martín), a pocos años del nacimiento de la ciudad. La historia de su construcción tiene numerosas idas y vueltas, desde una primera etapa de adobe y techo de paja, dos derrumbes y muertes, hasta el desarrollo definitivo, que comenzó en 1683 y fue consagrada un siglo después.

En su interior, cuenta con detalles realizado por el reconocido pintor Emilio Caraffa en 1914. Sobre la calle peatonal (Independencia 76) en la que está ubicada, se reproduce en el piso la fachada de la Catedral, algo que diseñó el arquitecto Miguel Ángel Roca. La última restauración terminó en 2010, para los festejos del Bicentenario de la Argentina.

5. Orden mercedarios: Basílica Nuestra Señora de  la Merced

Testigo del andar diario de los transeúntes, se ubica en la zona peatonal de Córdoba, en 25 de Mayo 83 (esquina Rivadavia). La Basílica fue inaugurada en 1873, pero sus comienzos datan del siglo XVII hasta llegar al edificio actual. Pertenece a la orden de los Padres Mercedarios procedentes de España, quienes llegaron a Córdoba a finales del siglo XVI. Es una de las dos basílicas que existen en la ciudad y su declaración se realizó en 1926 cuando Nuestra Señora de la Merced fue coronada como “Generala del Ejército Argentino” por Manuel Belgrano.

En su fachada se destacan las dos torres campanario. Conserva el antiguo púlpito barroco del año 1776, y un antiguo órgano de tubos.

6. Orden de los Dominicos: Basílica de Santo Domingo 

Los dominicos se localizaron en Córdoba en el siglo XVI. Fue el fray Olegario Correa quien dio inicio a la construcción en Vélez Sársfield 30, en 1857, que terminó en 1861. Los hermanos Kánepa trabajaron en la fachada, simple, de estilo renacentista, hoy de color rosado. Las cúpulas se encuentran revestidas de cerámicas italianas que el presidente Justo José de Urquiza donó. En su interior, alberga a la patrona de la Arquidiócesis de Córdoba: Nuestra Señora del Rosario del Milagro, cuya imagen fue milagrosamente hallada y rescatada en el puerto de El Callao (Perú).

7. Orden Salesiana: Parroquia María Auxiliadora

De imponente fachada, la parroquia María Auxiliadora se ubica en el tradicional barrio Alberdi en frente a la Plaza Colón (avenida Colón 1001). Este gran edificio comenzó a construirse en 1925, por el arquitecto y presbítero italiano José Vespigiani, y se inauguró por etapas. Tiene 1.600 metros cuadrados: su nave central posee 66 metros de largo y 26 metros de alto, y tres torres: una de ellas de 53 metros. La cripta se habría finalizado en 1928

Las nuevas obras de iluminación en la fachada convierten a la parroquia en una bella postal de la noche cordobesa.