Se acerca la 3° edición del mes del senderismo

Es algo indiscutible: si bien las sierras cordobesas son ideales para recorrer en cualquier época del año y con cualquier clima, septiembre –con el calorcito que empieza a asomar– es el mes ideal para el senderismo. Tal es así que en la tercera edición de este evento, con 40 senderos y más de 250 kilómetros para transitar, los valles cordobeses presentan diversas alternativas para conectarse y contemplar escenarios naturales.

¿De qué se trata esta experiencia de caminatas serranas? Como protagonistas, cada región de Calamuchita, Traslasierra, Punilla y Paravachasca tendrá su cronograma definido (con día, hora y punto de encuentro) y dispondrá de un sendero con un prestador habilitado que oficiará de guía y explicará los aspectos naturales y culturales del camino. Las inscripciones pueden realizarse en las respectivas comunas o en facebook.com/mesdelsenderismo y la actividad tendrá un valor de alrededor de 50 pesos, que se utilizará para cubrir los gastos del prestador acompañante.

Además, los participantes obtendrán una pechera amarilla; un pequeño libro con los senderos de la región visitada, información y una miniguía de aves de la zona; y un pasaporte que cada comuna se encargará de sellar, dejando asentado que el visitante transitó su sendero.

En diálogo con Voy de Viaje, Fabricio Díaz, uno de los directores del Sector Público de la Agencia Córdoba Turismo, reconoció que para esta edición hay una expectativa importante, ya que se viene trabajando desde hace varios años con las secretarías de Turismo de cada localidad y el sector privado para desarrollar, en conjunto con los prestadores de turismo alternativos, una experiencia de caminatas serranas que sirvan a familias de la provincia y de otros lugares para conocer los diversos atractivos de Córdoba.

A tener en cuenta

Desde la Agencia Córdoba Turismo se establecen ciertas recomendaciones y sugerencias para realizar senderismo de forma correcta. Para esta actividad, considerada como una práctica de turismo alternativo, se aconseja llevar siempre hidratación, ración de comida para la marcha, abrigo y protección solar. También es importante efectuar descansos y elegir el itinerario que mejor se adecue según el estado físico y el gusto de cada persona. Otras claves son llevar calzado cómodo y, sobre todo, preservar el ambiente natural y cultural que rodea la experiencia.