Buscar Buscar Enviar por email Enviar por email Menu Menu Red de sitios Red de sitios Reloj Reloj Reloj Reloj Twitter Twitter WhatsApp WhatsApp Facebook Facebook Pinterest Pinterest Instagram Instagram Instagram Instagram Tumblr Tumblr Google+ Google+ Reproducir video Reproducir video Pausa Pausa Ver Ver Expandir Expandir Video Video Imagen Imagen Lista Lista Compartir Compartir Enviar Enviar Anterior Anterior Anterior Anterior Siguiente Siguiente Siguiente Siguiente Cerrar Cerrar Cerrar Cerrar Voy de Viaje Voy de Viaje En Familia En Familia En Pareja En Pareja Con Amigos Con Amigos Solos Solos En Avión En Avión En Auto En Auto Tips de Viaje Tips de Viaje Gastronomía Gastronomía Exóticos Exóticos Ciudades Ciudades Playas Playas Teens Teens Cuaderno de Viaje Cuaderno de Viaje Bus Bus Crucero Crucero Aventura Aventura
Por Córdoba

Santa Rosa de Calamuchita: equilibrio entre naturaleza, historia y diversión

Junto al río que la vio crecer, Santa Rosa ofrece numerosos senderos para encontrarse con la naturaleza y también con su pasado, como así también una intensa vida nocturna.

Por Robert Keegan.

La histórica y tradicional ciudad cuenta con unas 15 mil plazas para recibir a los visitantes, que sumado a una variada oferta gastronómica y de servicios, la convierten en uno de los grandes centros receptores del turismo en el valle de Calamuchita.

Río y balnearios

Sin dudas que el río está presente, pues discurre por más de 3 kilómetros desde el Puente de Hierro aguas abajo, y alberga en todo ese recorrido un sinnúmero de balnearios, a lo que hay que sumar los ubicados aguas arriba del histórico puente. Y esa silueta ondulante del río se observa también en la intervención de la vía pública del renovado Paseo Libertad del sector céntrico.

Balneario Miami, a unos 6 kilómetros por el camino a Villa Yacanto, unos de los lugares más buscados por los jóvenes. (Keegan Ediciones)

Los balnearios que se suceden desde el Puente de Hierro hacia el centro son: Santa Rita, La Choza, Puente Colgante, Puchuqui (el preferido de los jóvenes) y Playa Soleada, entre otros; mientras que río arriba en el sector de Santa Mónica, por el camino a Villa Yacanto, se encuentran el Refugio de los Pájaros, Playa Piedras Rosadas, Playa de Piedras, Mate de Luna y, un poco más lejos, a unos 6 kilómetros, los balnearios Miami (uno de los más elegidos por los chicos) y La Olla (más familiero).

Puente Colgante, inaugurado en 1959, y que sirvió de comunicación entre los vecinos de Villa Santarelli y el centro. (Keegan Ediciones)

Senderismo

Tal vez la pandemia del Covid-19 aceleró los cambios culturales que se venían mostrando en los últimos años: hacer ejercicio, caminar y contactarse de una manera más amigable con la naturaleza han hecho explotar las consultas por trekking. Santa Rosa ofrece diversas alternativas para todos los gustos y exigencias. Es altamente conveniente contactarse previamente con la Secretaria de Turismo de Santa Rosa por cuestiones de programación y cupos que algunos paseos requieren: Centro de Atención al Turista, Córdoba 144, tel.: 03546 429652 / 654, turismo.municipiosantarosa.gob.ar.

La Costanera: es un muy agradable paseo urbano junto al río ya que en los últimos años Santa Rosa ha extendido sensiblemente su costanera, con nuevas aperturas de calles y cruces sobre el río, a tal punto que hay sectores que pueden hacer perder los puntos de referencia tradicionales para aquellos que ya han visitado la villa con anterioridad.

Acueducto jesuítico: ubicado al sur de la ciudad, es posible caminar bordeando el arroyo Seco hasta que, de manera imprevista, aparece la silueta del acueducto de calicanto realizado por los jesuitas en la desaparecida estancia de San Ignacio, y por encima de esa base las construcciones que se hicieron posteriormente.El Calicanto fue un acueducto construido por los jesuitas en 1726 y formaba parte de una red hidráulica de 36 kilómetros de la estancia San Ignacio de los Ejercicios (hoy solo quedan vestigios). El acueducto fue sucesivamente intervenido con nuevos materiales en el siglo 19. (Keegan Ediciones)

Pero ya buscando un mayor contacto de la naturaleza, luego de ponerse calzado apropiado para caminar por senderos pedregosos y de poner agua y protector en la mochila, hay que dirigirse a la ruta provincial 5, desde donde se accede a los siguientes paseos:

Reserva Natural La Cascada: es el sendero más solicitado por los visitantes. Se accede desde la ruta, cerca de la rotonda de la avenida Intendente Llanos, y tras transitar unos mil metros por camino de tierra se arriba al puesto de ingreso (horario: todos los días de 9 a 13, con permanencia hasta las 14; y de 14 a 17, con un límite de permanencia de dos horas; $ 100 por persona, egreso a las 18, los protocolos de los nuevos tiempos implican un cupo diario, por lo que está bueno comunicarse previamente con la oficina de turismo). Hay que estar preparados para unos 1.700 metros de una caminata de mediana dificultad, al principio por un sendero que no está al reparo de la vegetación para después ya meterse en un bosque que resguarda a los caminantes del sol. Entre trepadas y descensos, y varios cruces del arroyo, se llega a la cascada, en cuya olla el visitante puede darse el merecido premio de un refrescante baño.

Reserva Natural La Cascada, a la que se accede luego de transitar unos 1.700 metros por un sendero de mediana dificultad. (Secretaría de Turismo y Cultura de la Municipalidad de Santa Rosa de Calamuchita))

Al regreso, un punto ineludible es el mirador, donde se puede apreciar una hermosa vista del valle.

Vista desde el mirador de la Reserva Natural La Cascada.. (Keegan Ediciones)

Cerro Vía Crucis: es otro de los tradicionales senderos de Santa Rosa (horario de 8 a 20, entrada libre, pero se aconseja consultar en la oficina de turismo antes de ir, y con registración en el portal de ingreso). Es una travesía que demanda una caminata de unos 90 minutos con una moderada exigencia, y tras pasar por el arroyo comienza en ascenso a través de catorce estaciones. El esfuerzo se ve ampliamente recompensado al llegar a la cima y disfrutar de la vista de la ciudad y de gran parte del valle.Ya desde la primera estación las vistas son magníficas. El esfuerzo de un ascenso de cierta exigencia de unos 40 minutos se ve recompensado con una panorámica excepcional del valle de Calamuchita y de las Sierras Grandes. (Keegan Ediciones)

Falla geológica: muy cerca del acceso al Vía Crucis se encuentra llamativo regalo de la naturaleza sin necesidad de hacer esfuerzo alguno. Un cartel explicativo facilitará la compresión del visitante cuando observe detenidamente cómo capas geológicas más antiguas se pusieron por encima de otras más jóvenes (cabalgamiento), fenómeno que aconteció hace 23 millones de años con el levantamiento de los Andes y su impacto en las Sierras de Córdoba.

Desafío Aguarayba: este circuito, que comienza en el sector norte del acceso a la ciudad, sólo se realiza únicamente con guía y en grupos organizado por el área oficial de turismo (entrada libre). Es un desafiante trekking de unos 6 kilómetros por el faldeo de las Sierras Chicas, por el que se cruza el arroyo Cañada del Durazno, vertientes y tras unas 3 horas de travesía se llega al mirador de la cima con vistas espectaculares hacia el valle y las Sierras Grandes.

Parque Autóctono: es un paseo de baja exigencia y que permite tener un contacto con la flora y fauna local con cartelería interpretativa. 

Principales atractivos de Santa Rosa de Calamuchita. (Keegan Ediciones)

Un paseo por el centro

El renovado Paseo Libertad pareciera adquirir un mayor ritmo al apagarse el día: los negocios comerciales y la gastronomía desde siempre se han concentrado mayoritariamente en este sector de la ciudad, aunque la Costanera ha comenzado a sumarse a la oferta gastronómica.

Sin dudas que resulta imperdible visitar la Capilla Histórica que data de 1784, testigo de gran parte de la historia de la ciudad, que actualmente alberga el Museo de Arte Religioso Santa Rosa de Lima (se ingresa por la puerta del costado).

Capilla Histórica, que data de 1764, y que desde 1997 alberga el Museo de Arte Religioso Santa Rosa de Lima. (Keegan Ediciones)

La Escalera de los Inmigrantes es un nuevo espacio que convoca a los turistas. Fue un atajo para pasar del centro a los sectores más elevados del pueblo, y se lo ha intervenido recientemente con miles de mosaicos, con colores agrupados en ondas, y bautizada como un homenaje a los que llegaron a engrandecer la población.Escalera de los Inmigrantes, antiguo pasaje que fue intervenido por la artista Carmen Abonizzio, y que se ha transformado en un punto imperdible para los visitantes. (Keegan Ediciones)

Así es una vuelta por Santa Rosa, que de antiguo pueblo se va transformando en una ciudad con ritmo propio, y que comienza a ser buscada por muchos como lugar de residencia permanente.

2016 - 2021. Todos los derechos reservados.
La Voz.