Río Yuspe, para meter los pies en primavera

Cuando comienzan los días de calor y empezamos a pensar en dónde refrescarnos, este curso de agua que nace al norte de la Pampa de Achala se convierte en una opción más que interesante.

El río Yuspe, considerado como uno de los más majestuosos de nuestra provincia, nace en el área norte de la Pampa de Achala, en la región del macizo Los Gigantes. Es, junto con el río Carnero, el principal afluente del Cosquín, que desemboca en el lago San Roque y que más adelante forma el río Primero o Suquía.

El recorrido de este curso de agua es bien definido, propio de los que descienden de una zona pedregosa. Su volumen de agua varía a lo largo de todo el año, dado que es alimentado por numerosas vertientes.

Así, pasada la temporada invernal, cuando su cauce se reduce considerablemente y apenas alcanza para sostener la vida de algunos anfibios, peces y plantas; en la temporada estival sus repentinas crecidas pueden alcanzar hasta diez metros de altura en la llamada “Juntura de los ríos”, donde se une al río San Francisco para formar el Cosquín.

Otras alternativas: Para ir y volver en el día: ríos cercanos a la ciudad.

Info útil

El acceso a las márgenes es relativamente sencillo desde su desembocadura. Sin embargo, luego de algunos kilómetros al oeste –ascendiendo hacia las Altas Cumbres de las Sierras Grandes– se torna muy difícil llegar por caminos de montaña, ya que allí discurre por una quebrada. Por eso, en algunos sectores es necesario usar vehículos de tracción integral para acceder.

Leé también: Paseos y recorridos por costaneras de Córdoba.

La distancia desde la ciudad de Córdoba es de unos 65 kilómetros si se va por la RN 20 y el tiempo estimado en llegar es de una hora y media aproximadamente.

En las nacientes de este río, de playitas de arena y aguas frías, algunos experimentados deciden hacer canyoning; y a medida que desciende se convierte en un placer para los que lo visitan en jornadas de calor. ¿Otra opción? En esta época, un buen plan es hacer trekking por sus márgenes pedregosos.