Pueblos de rostro antiguo

Es una de las regiones más bellas de Córdoba y también una de las menos exploradas.

Córdoba Norteña es una de las regiones más bellas de Córdoba y también de las menos conocidas. Sus propuestas se basan en el patrimonio histórico, los paisajes y los bellos pueblos que se levantan entre extensos bosques de palmares, arroyos, quebradas, sierras y el inmenso manto blanco de las Salinas Grandes.

La zona es ideal para la práctica del turismo alternativo ya que en el perímetro de la Córdoba Norteña hay dos de las áreas naturales más interesantes de la Provincia: Monte de las Barrancas, un oasis en las salinas, y la frondosa naturaleza de Cerro Colorado, cuyas laderas guardan las pinturas de la cultura aborigen.

Familias aristocráticas y pugnas por el poder parecen haber quedado marcadas en cada una de las fachadas norteñas mientras el protagonismo se encuentra en el legado de los jesuitas en las estancias de Caroya, Jesús María y Santa Catalina, todas declaradas en 2000 por la Unesco Patrimonio de la Humanidad.

La propuesta de la región es desvelar el encanto de pueblos de líneas coloniales, parajes y postas a lo largo del Camino Real al Alto Perú y caminar por la calle empedrada en la Villa de Tulumba que evocan cinco siglos de historia.

Año a año, tradicionales procesiones atraviesan el corazón de las localidades cuando los habitantes se vuelcan a las calles a expresar su fe y una serie de festivales consagran la tradición al ritmo de chacareras.

Las artesanías regionales y la exquisita gastronomía -cabritos de Quilino, salames y vinos de Colonia Caroya, entre otros, rescatan la esencia del encuentro de culturas.

Numerosos nombres de personajes de la historia política y artística argentina quedaron ligados a la Córdoba Norteña como Jerónimo Luis de Cabrera,  Facundo Quiroga, Pancho Ramírez, Leopoldo Lugones, Octavio Pinto, Fernando Fader, Rafael Alberti, Pablo Neruda, Atahualpa Yupanqui y Ernesto “Che” Guevara, entre otros.

La visita a la Córdoba Norteña cuenta con una variada oferta de servicios gastronómicos, hoteleros y extra-hoteleros. Exclusivos cascos de estancia convertidos en establecimientos de turismo rural proponen un excelente nivel para los visitantes más exigentes.

En el camino

Cerro Colorado. Se encuentra a 160 kilómetros de Córdoba Capital, por ruta nacional 9 norte hasta la localidad de Santa Elena y luego por ruta provincial 21. Su nombre se inspira en el color de la piedra arenisca que forma el paisaje natural que fue el escenario en el que aborígenes, comechingones y sanavirones, concibieron la trascendencia de su quehacer, elaboraron sus mitos y vivieron. En esos muros rocosos plasmaron sus mensajes a través de dibujos.

En Cerro Colorado, también,  Atahualpa Yupanqui vivió y compuso las mejores canciones del folklore argentino. Hoy un museo recuerda al músico en el paraje, Agua Escondida.

Cerro Colorado posee una reserva natural donde se pueden encontrar especies de la flora (talas, algarrobos, quebrachos, matos, etcétera) y fauna, autóctonas. La Reserva Cultural Natural Cerro Colorado depende del Gobierno de Córdoba, que a través de la Agencia Córdoba

Ambiente custodia este patrimonio natural que consta 35 mil pictografías, de más de mil años de antigüedad, distribuidas en 350 aleros.
Quilino. Quilino está a 150 kilómetros al noroeste de la ciudad de Córdoba, sobre ruta nacional  60. Sus orígenes se remontan a  1573 cuando Jerónimo Luis de Cabrera y sus tropas tomaron la región para su merced, repartiéndose las tierras en encomiendas. En Villa Quilino se recomienda conocer el Santuario San Roque, cuya construcción se realizó entre 1670 y 1700.

Otro atractivo es el balneario municipal Villa Quilino, a cuatro kilómetros al este de la ruta 60, con dos piletas, camping e infraestructura deportiva y gastronómica. Allí se realiza el Festival del Cabrito y las Artesanías desde 1974.

Ese paisaje serrano es propicio para las caminatas, cabalgatas y mountain bike que pueden dirigirse hacia El Tajamar, espejo de agua ubicado en el área suburbana de Villa Quilino.

Monte de las Barrancas es una de las Areas Naturales creada y protegida de la Provincia de Córdoba. Al igual que las Salinas Grandes, distante 30 kilómetros, alberga variadas especies animales adaptadas a vivir en condiciones de altas temperaturas y escasa disponibilidad de agua. Aunque no muy lejos, los Baños de Unquillo, tiene aguas termales de alto poder terapéutico.

Colonia Caroya. A 55 kilómetros al norte de la ciudad de Córdoba por ruta nacional 9. En 1616 los jesuitas comenzaron a construir la estancia que fue el primer núcleo productivo de la orden en Córdoba. Durante la presidencia del doctor Nicolás Avellaneda se fundó la colonia agrícola que ocupó las tierras de la estancia de Caroya hasta que los inmigrantes tomaron posesión de las tierras. Multicultural desde su origen,

Colonia Caroya es síntesis del legado de la inmigración italiana, enriquecido con el pasado jesuítico.
Para recorrer. Estancia jesuítica Caroya. En ruta E-66, camino a Ascochinga, teléfono (03525)46-2300. Expulsada la orden jesuita de América, en la estancia funcionó la primera Fábrica de Armas Blancas del país. También fue la primera morada de los inmigrantes italianos y hoy acoge al Museo Provincial Casa Histórica de Caroya, Patrimonio de la Humanidad, galardón que le otorgó la Unesco.

La avenida San Martín es la postal emblemática de la ciudad y consta de 15 kilómetros arbolados de hermosos plátanos.

Jesús María. A 50 kilómetros de Córdoba. Se trata de una ciudad que alberga un alma de pueblo. En la actualidad con 35 mil habitantes es un polo de desarrollo social, económico y cultural.

Los jesuitas en 1618 crearon la estancia jesuítica Jesús María. En 1941, la estancia fue declarada Monumento Histórico Nacional y en 1946 se creó el Museo Jesuítico Nacional. Es Patrimonio de la Humanidad.

Lo que hay que saber

Informes
Cerro Colorado. Contacto: Sebastián Bustos, teléfono (03522) 154-58525.
Quilino. Contacto: Silvia Ochoa, teléfonos (03521) 49-8002 y  154-12960. E-mail: quilinoturismo@yahoo.com.ar
San José de la Dormida. Contacto: Denny Belén. Oficina de Turismo: teléfonos (03521) 49-7277 y 154-70990. E-mail: ladormidaturismo@argentina.com
Villa de María del Río Seco. Contacto: Pablo Arce. Teléfonos (03522) 42-2202 y 154-53989. E-mail: turismo-vdm@hotmail.com
Quilino. Contacto: Silvia Ochoa, teléfonos (03521) 498002 y 154-12960. E-mail: quilinoturismo@yahoo.com.ar
Caminiaga. Contacto: Fermina Moya, teléfonos (03521) 48-1001 y 154-09477. E-mail: turismocaminiaga@hotmail.com
Jesús María. Contacto: Dardo Leal, teléfonos (03525) 44-3773 y 155-38997. E-mail: culturayturismo@jesusmaria.gov.ar
Las Peñas. Municipalidad teléfono (03524) 49-2100. Parador Las Peñas: teléfonos (03524) 49-2102 y (03547) 15651900. Contacto: Mercedes Martin. E-mail: paradorpenna_km803@yahoo.com.ar
San Francisco del Chañar. Contacto: Argentino Zelarrayán, teléfonos (03522) 49-7050 y 154-51965. E-mail: municipsancodelchanar@arnet.com.ar
Villa María de Río Seco. Contacto: Pablo Arce, teléfonos (03522) 42-2202 y 154-53989. E-mail: turismovdm@hotmail.com
Villa del Totoral. Contacto: Jacqueline Arizaga, teléfonos (03524)47-1856 y 154-99729. E-mail: turismototoral@yahoo.com.ar
Villa San Pedro Note. Contacto: Adrián Garay, teléfonos (03521) 42-1516 y (0351) 155104143. E-mail: sanpedronorte@solutionsystem.com.ar
Villa Tulumba. Municipalidad, teléfonos (03521) 46-9020 y 155-25089. E-mail: turismo@tulumbaargentina.com