Planes que demuestran que La Falda es sinónimo de finde invernal perfecto

El circuito El Dragón propone una caminata de 40 minutos y de recompensa una vista imperdible. (María Cruz Mercado Luna)
El circuito El Dragón propone una caminata de 40 minutos y de recompensa una vista imperdible. (María Cruz Mercado Luna)

La Falda: Lo que tenés que saber antes de ir y los lugares más lindos para conocer esta temporada de invierno.

Las últimas semanas de otoño y primeras del invierno, las sierras de Córdoba toman otro encanto, los árboles siguen teñidos de dorado y el sol de la media mañana invita a entrar en calor desandando algún circuito. Si tenías pensado hacer una escapada a La Falda mirá estos paisajes increíbles que podés conocer.

1. Un camino que ya es un destino

Desde la ciudad de Córdoba, este enclave serrano se encuentra a unos 70 kilómetros. Se puede ir por el Camino del Cuadrado, que es un emblema de las sierras y regala algunas vistas de foto. Tiene varios paradores donde se puede hacer un stop y pedir algo rico.

2. Una caminata en la naturaleza

Ya en el pueblo una opción es hacer la caminata que une el centro con el circuito saludable El Dragón (unos 40 minutos sumando ida y vuelta). El camino lleva por la izquierda del hotel Edén y está señalizado. Se puede acceder en auto pero la caminata es de baja dificultad y permite estirar las piernas entre las casonas históricas de la localidad. En el punto de llegada es un mirador elevado que permite ver todo el pueblo a sus pies.

3. Un clásico infaltable

En La Falda todos los caminos llevan al Edén. Recorrer sus espacios es una opción ideal para hacer con niños y para sumergirse de lleno en los secretos de la institución que marcó el origen de la localidad. Las entradas diurnas cuestan 350 pesos (menores de 10 gratis) y las nocturnas 550. De día el paseo se centra en la historia y de noche en las leyendas y mitos paranormales.

Temas Relacionados