Información útil para una escapada a Amancay

Un lugar muy pintoresco que enamora. 

CÓMO LLEGAR: desde Córdoba se puede hacer el recorrido en colectivo diferencial en dos tramos. Primero hasta Santa Rosa de Calamuchita ($ 340) y de ahí a Amancay ($ 138). En total, el viaje demanda cerca de tres horas.

MUY CERCA. Conocé Villa Amancay, uno de los secretos escondidos de Calamuchita.

PASEOS: desde Amancay hay que visitar Amboy y el Museo Dr. Dalmacio Vélez Sarsfield. Para los amantes del ciclismo: travesía desde Villa Amancay hasta Embalse Cerro Pelado y luego hasta Embalse Arroyo Corto. Son 40 kilómetros de baja dificultad. Trekking: desde Embalse Cerro Pelado hasta el paraje Tigre Muerto, bordeando el lago más alto de Córdoba. Hay empresas que brindan excursiones de buceo desde Córdoba.

ALOJAMIENTO: hay cabañas desde $ 1.500 la noche. La Villa Escondida (teléfono y WhatsApp: (0351) 153-110381), muy recomendable.

Otra alternativa interesante son las cabañas Altos de Amancay. Más info: altosdeamancay.com.ar.

GASTRONOMÍA: apenas ingresando al pueblo, en La Hostería, se puede probar una de las mejores pizzas de Calamuchita. El Rodeo, en Villa Rumipal (Av. Riemann 516), es otra de las mejores opciones de la región. En Embalse, el tradicional restaurante Las Brasas. Y para los que quieran probar unas increíbles ranas, Don Honorio (Irigoyen 328, Embalse).

MÁS DATOS: turismocordoba.com.ar/villaamancay.

La otra estancia jesuítica

Antes de su expulsión, los jesuitas trabajaron en la región con base en la Estancia San Ignacio de los Ejercicios, que fuera la última en construirse. Aparentemente, debido al material elegido (adobe), se destruyó y solo quedan ruinas. Por tamaño del territorio fue la más grande de las que poseían los jesuitas en la provincia.

Un pueblo detenido en el tiempo

Amboy es una comuna muy pintoresca con casas antiguas, pulpería y almacén de ramos generales. Es conocido por ser el lugar de nacimiento del autor del Código Civil argentino, Dalmacio Vélez Sarsfield. El apellido compuesto se debe al casamiento de Rosa Sarsfield y don Dalmacio Vélez Baigorri en 1775, en la cercana capilla de San Ignacio. 25 años después nacería el futuro abogado y político, que llegó a ser ministro de Hacienda de la Nación.