Información útil para conocer los ríos subterráneos de Córdoba

Datos a tener en cuenta para visitar y disfrutar de los ríos subterráneos en Córdoba.

CÓMO LLEGAR: A La Cumbrecita desde Córdoba son 120 kilómetros pavimentados (RP5). Para estacionar el automóvil antes del ingreso, se cobra . A quienes se hospedan en el pueblo no se les cobra. Mina Clavero está a 170 kilómetros de Córdoba por el camino de las Altas Cumbres.

AGUAS. Aventuras por aguas subterráneas.

PASEOS: Para conocer los ríos subterráneos es necesario ir con guías habilitados: algunas opciones son Trekking Cumbrecita (03546-15514950) y Viviendo Montañas (03546-481172). Otra visita obligatoria en La Cumbrecita es el parque temático Peñón del Águila, que ofrece tirolesa, arborismo y aventuras varias. Quienes se hospedan en el pueblo entran gratis. En Mina Clavero se puede hacer parapente, tirolesa y mountain bike. Dos recomendaciones especiales: el Parque Nacional Quebrada del Condorito y los cinco túneles de Taninga.

ALOJAMIENTO: El Hotel Las Verbenas (03546-481008) en La Cumbrecita es uno de los más tradicionales y forma parte de la historia del pueblo. Habitación doble: .500. Cuenta con piscina y cochera, y acepta tarjetas. En Mina Clavero, Hotel Colinas del Valle (colinadelvalle.com) es un complejo con enorme piscina y un gran parque.

GASTRONOMÍA: En La Cumbrecita, una pizza sale desde y una cerveza artesanal de medio litro, . En pizzería La Costa, el menú infantil cuesta . Una muy buena alternativa es Helmut, un resto bar temático con fotografías y artículos de la historia del pueblo que lleva el nombre de su pionero. En Traslasierra, se recomienda Las Pircas en Nono. Es una casona serrana con productos regionales y la opción de comer un excelente cabrito. En Tanti, una buena alternativa es Los Toritos, en calle Sarmiento 2465. Los precios no son económicos.

MÁS DATOS: lacumbrecita.gov.ar, cordobaturismo.gov.ar y minaclavero.gov.ar

Ideas: Rincones cordobeses

Pueblos y cerros imponentes.

Un pedacito de Europa. La Cumbrecita es un pequeño pueblo de estilo centroeuropeo que fue diseñado por el alemán Helmut Cabjolsky. Cuando llegó no había nada en la zona, y las primeras construcciones se realizaron con materiales traídos de Alta Gracia. Hoy es un pueblo peatonal al que no puede accederse con vehículos. Se llega a través de camino asfaltado y tiene opciones de alojamiento.

Subir al cielo. Desde Cumbrecita, Villa Alpina o Yacanto inicia la aventura para ascender al Champaquí. Una opción es subir en bici desde Yacanto hasta el cerro Los Linderos y luego hacer un trekking de unos 40 minutos para llegar a este cerro que, con 2.790 metros, es el más alto de Córdoba. Es recomendable la compañía de un guía autorizado.