Hoy No Duermo en Casa: cómo conocer Villa General Belgrano de un modo diferente

Los integrantes de Hoy No Duermo en Casa, durante la acción de cicloturismo en Villa General Belgrano. (Foto: gentileza)
Los integrantes de Hoy No Duermo en Casa, durante la acción de cicloturismo en Villa General Belgrano. (Foto: gentileza)

Cómo fue la experiencia de los referentes del programa de turismo aventura sobre una bicicleta. Participaron de #MeteleUnCambio, la acción de la Agencia Córdoba Turismo y Voy de Viaje.

Están acostumbrados a los desafíos, por lo que subirse a una bicicleta no les debe mover la adrenalina como algo más extremo. Sin embargo, la experiencia de los protagonistas del gran proyecto Hoy No Duermo en Casa en cicloturismo, les dejó un sabor muy dulce: descubrir un lugar conocido de un modo diferente.

Matías Vivanco, Lucas “El Pela” Di Césare y Luciano Nastri se animaron a un recorrido de 17 kilómetros desde Villa General Belgrano y por sus alrededores. Los tres conocían VGB, pero no de este modo.

Los integrantes de Hoy No Duermo en Casa, durante la acción de cicloturismo en Villa General Belgrano. (Foto: gentileza)
Los integrantes de Hoy No Duermo en Casa, durante la acción de cicloturismo en Villa General Belgrano. (Foto: gentileza)

“Hacerlo en bicicleta me llevó a rinconcitos de la villa que no conocía, y su gente, sus barrios, su arquitectura. Son cosas que por ahí no puede apreciar cuando estás en el centro, pero te alejás y es bellísimo. El recorrido tiene una mixtura total: entrás por calles de tierra, te adentrás por senderitos, con el arroyo al costado que vas cruzando en distintas partes. Por momentos creés que es tranqui, pero tenés una subida y sin darte cuenta vas tomando altura. No tomás dimensión hasta que llegás a las partes altas del valle”, dice El Pela.

La vista del Cerro Negro, del Cerro Champaquí, del Cordón de las Sierras Grandes, y la posibilidad de conocer la flora y la fauna, completan la propuesta según Lucas.

Conectar con la naturaleza

“El circuito de 17 kilómetros es el punto justo. Si salís bien tempranito, tenés tiempo de parar, comer, y hacer la guiada turística con la que conocés aspectos de la cultura y la historia de la Villa”, agrega. “Empezás a entender el todo”.

Matías Vivanco coincide, y también había recorrido la localidad de Calamuchita o en auto o a pie, nunca en bicicleta. “Fue una experiencia distinta. Tenés variedad de lugares y de paisajes, que hace al circuito muy bello. La bici te permite llegar a lugares medianamente alejados del centro, y ganar mayor distancia con respecto al recorrido a pie”.

Mati asegura que lo volvería a hacer , y destaca del circuito el paseo del arroyo, los lugares revalorizados, y la torre del reloj. “En el contexto en el que hoy vivimos, de rutinas de trabajo agobiantes, combinar el turismo de naturaleza con una actividad deportiva es sinónimo de salud física, mental y emocional”, destaca.

Para Luchi, lo más destacado del circuito fue cuando pasaron por el bosquecito y el arroyo, y el final del camino hacia el centro del pueblo de Villa General Belgrano. “Siempre le doy un valor especial a combinar la visita con la actividad física. Más allá de que es una actividad deportiva, permite la combinación con lo recreativo y conectar con la naturaleza y con uno mismo.