Fidelidad a un destino clásico

Nació con perfil turístico y aunque el tiempo transcurre, la tradicional ciudad refuerza sus blasones sin perder esa tranquilidad que muchos viajeros van a buscar.

La Falda, uno de los pioneros centros turísticos del valle de Punilla, crece y se moderniza sin perder esa calma que tantos visitantes van a buscar. Esa tranquila vocación de ciudad de descanso para muchos y destino permanente, para otros tantos.

Distante 78 kilómetros de Córdoba Capital, por ruta nacional 38, la ciudad recibe con una determinante avenida Edén, que se extiende hasta el faldeo del cerro El Cuadrado. Esa ancha calle marca y perfila la actividad comercial de La Falda. Remozada recientemente en sus primeros tramos, concentra la mayor oferta de ocio y de todo tipo de servicios para residentes y visitantes.

La Falda posee un número importante de hoteles de distintas categorías, con opciones para todos los presupuestos a la hora de planificar unas vacaciones con los ingredientes necesarios para disfrutar del tiempo libre.
Complejos de cabañas, hosterías y hoteles de hasta cuatro estrellas, forman una gama que permite elegir lo más conveniente para el bolsillo personal.

En cuanto a las actividades a desarrollar, se destacan los distintos paseos por sus entornos naturales: trekking, ascenso al cerro La Banderita, paseos a caballo y recorridos alrededor del lago, son algunas de las alternativas.

Las oficinas de turismo ofrecen detallada información y folletería para seleccionar un programa de actividades gratificantes.

El pasado en el presente. El Hotel Edén es emblema de La Falda. En 1892, Roberto Bahlke adquirió miles de hectáreas en la zona y comenzó la construcción del Hotel Edén, que inauguró en 1898.

El colosal establecimiento dio origen a la hoy ciudad y le grabó a fuego la impronta turística. Sin embargo fue recién en 1912, cuando los hermanos Walter y Bruno Eichhorn lo compraron, que vivió su máximo esplendor el que se extendió hasta 1945.

Para esa época, el Hotel Edén tenía una capacidad para 250 huéspedes que se distribuían en un centenar de habitaciones. Contaba también con un gran salón de fiestas; sala de lectura y escritorio; jardín de invierno; salón bar; dos terrazas; galería cubierta, y anfiteatro.

El establecimiento casi se autoabastecía, ya que tenía huerta, criadero de animales y fábrica de embutidos y conservas y de hielo. Del mismo modo, contaba con banco, cabina para correos y telégrafo, usina eléctrica y taller mecánico.

El edificio estaba rodeado por  un inmenso parque arbolado con 150 especies exóticas; una cancha de golf de 18 hoyos; cancha de tenis de polvo de ladrillo y otra de croquet y una gran piscina.

Su jerarquía animó a destacadas personalidades de la época de los ámbitos político, científico y artístico de nivel internacional a pasar vacaciones en el lugar.

Hoy y después de muchos años de devastación, se realizan visitas guiadas. Está ubicado en la avenida Edén 1400.
Museo del Deporte Pierre de Coubertin. (En Dr. Meincke 32). El museo reúne gran cantidad de objetos y documentos vinculados a la historia de las olimpíadas y a los hitos deportivos. Por consultas llamar al teléfono (03548) 42-3542 / 156-31835).

Para aquellos que tientan suerte con el juego, La Falda ofrece un casino con modernas instalaciones sobre la ruta nacional 38.
A la hora de alojarse hay que optar entre la categoría de hoteles como el Nor Tomarza (avenida Edén 1063) o el Hotel Tomaso di Savoia (avenida  Edén 732), aunque también hay que tener en cuenta la estratégica ubicación del Hotel Scala (La Plata 236), que ofrece la cercanía con los comercios céntricos.

A la vera del dique La Falda se encuentra el Hotel del Lago, que termina con sus verdes y cuidados jardines en el mismo espejo de agua.
Integran el listado de opciones algunos establecimientos de aspecto señorial como La Asturiana (avenida Edén 835) o el llamativo L´Hirondelle (avenida Edén 861).

Asimismo El Viejo Castaño (Los Aromos 94), es un rincón ideal para aquellos que buscan la paz y el sosiego serrano. Pero quizás si se busca la aventura y la nota diferente para las vacaciones convenga elegir entre alguno de los complejos de cabañas cercanos a la naturaleza como Las Ardillas, Las Lomas y el Rodeo o entre las colonias de vacaciones que superan las 25.

Tarifas

Alojamiento
(Precios estimativos).
Hotel 4* $ 340.
Hotel 3* $ 260.
Hotel 1* $ 160.


Gastronomía
Menú con entrada, plato principal y bebida $ 40 (precio promedio).
Café $ 4.
Té con torta $ 20.