Este “finde”, escapate del calor en los balnearios de Tanti

Son rincones perfectos para refrescarse y disfrutar de la calma que existe en el corazón del Valle de Punilla.

Ya sabemos que Tanti ofrece entre sus atractivos principales la Reserva Cerro Blanco y la Reserva Natural Cascada Los Chorrillos, dos planes para disfrutar todo el año. Y en esta temporada empiezan a sumarse a su oferta turística varios balnearios.

Sobre el arroyo Tanti, uno de los más elegidos es El Diquecito. Ahí, la construcción de un gran paredón permitió la creación de un imponente espejo de agua de más de 50 metros de largo, cuya profundidad va de los 30 centímetros a los seis metros. Alrededor se despliega una amplia oferta de servicios, con puestos gastronómicos, asadores, sanitarios y guardavida (en temporada), entre otros.

Además: Visitá la Cueva de los Pajaritos en Tanti.

Otra opción es el balneario La Isla, un macizo rocoso que se ubica en el punto de confluencia de los arroyos Tanti y Chico. ¿Lo más lindo de este sitio? Una olla de agua natural rodeada por una gran vegetación, que metros más abajo tiene un piletón. Si no, el Remanso Pozo ofrece una pequeña cascada y dispone de abundante sombra para realizar picnics.

Hay más

Por Av. Santiago del Estero y desviando por calle Tucumán, se observa el balneario Sans Souci, con un gran piletón rodeado de árboles, asadores y una pequeña despensa. Esta alternativa se suma al balneario Los Árboles, al finalizar la Av. El Gorrión, y al balneario Villa García, ingresando por Av. 9 de julio, rodeado por casas de veraneo y senderos para hacer caminatas.

Te puede interesar: Calma asegurada en Villa Flor Serrana.

También se puede optar por el balneario Villa Douma, ideal para estar en contacto con la naturaleza en un entorno tranquilo y poco visitado, y La Olla, una olla natural creada por la erosión del agua en la piedra a la que se accede por calle Santa Fe. ¿El plus? Piedras Lisas y el Pozo del Indio, donde las cascadas y los saltos de agua son los protagonistas.