Diquecito de Cuesta Blanca, una caminata de baja dificultad a un destino soñado

Es un sector rodeado de sierras verdes. (Instagram: @macallabres.ph)
Es un sector rodeado de sierras verdes. (Instagram: @macallabres.ph)

Este enclave es lo suficientemente cercano a la Ciudad de Córdoba como para ir a pasar el día y volver, pero está a la distancia justa para ofrecer un entorno de tranquilidad y quietud. Se encuentra a 46 kilómetros de Córdoba y unos 13 de Carlos Paz.

Rumbo al Diquecito

El sendero empieza en el puente principal del pueblo, al lado de la comuna y la parada de los colectivos. Desde ahí se toma la calle de tierra Ángel Crossetto, que se abre hacia la izquierda. El rumbo está señalizado, para llegar sin problemas a destino. La caminata es una subida constante, pero de baja dificultad.

La marcha es de poco menos de tres kilómetros, por la calle que bordea al río San Antonio y cobija playas conocidas, como la de los hippies. A medida que se avanza la pendiente se hace un poco más acentuada, pero hay sectores con miradores al río para frenar y tomar agua. La llegada se anuncia con un cartel en la entrada, de ahí se accede (ingreso gratuito) a un mirador sobre el dique.

El destino

Hay varias opciones para elegir: la primera es quedarse sobre las piedras y contemplar la caída de agua desde lo alto, la segunda es tomar el camino de la derecha y encontrar las bajadas a las playitas del río. La tercera es cruzar a la orilla del frente, de arena y más amplitud, se puede hacer a nado, lejos de la caída de agua, o pagar el trecho en botecito. Para comprar algo fresco hay un almacén a unos metros del ingreso, sobre la calle.