Cinco planes para hacer en Sierras Chicas en verano

El río San Cristóbal (o Chavascate), un imperdible en Agua de Oro. (Sierras Chicas Turismo)
El río San Cristóbal (o Chavascate), un imperdible en Agua de Oro. (Sierras Chicas Turismo)

No hace falta irse lejos para dejar atrás la ciudad y conectarse con la naturaleza: las Sierras Chicas, a pocos kilómetros de Córdoba capital, son la prueba de eso. Esta región tiene reservas naturales, ríos, lagunas y cascadas hermosas para refrescarse en verano. Entre la variedad de planes que ofrece, elegimos cinco para que pruebes durante estas vacaciones:

1. Bañarse a los pies de la cascada Los Hornillos (Río Ceballos)

Es una de las más visitadas de la zona. El camino para llegar hasta la cascada, que parte desde el dique La Quebrada, se convierte en un gran paseo. Al llegar te espera un salto de agua de diez metros rodeado de vegetación.

2. Descansar a orillas del río Chavascate (Agua de Oro)

El río San Cristóbal o Chavascate tiene tramos de arroyo y sectores con ollitas ideales para las familias con chicos. Además, árboles y piedras grandes ofrecen sombra natural y espacio para instalarse a metros de la orilla.

3. Conocer la cascada La Estancita (Salsipuedes)

Esta cascada tiene 13 metros de altura, una ollita para bañarse y playitas de arena para tomar mate en un entorno verde y de aire puro. Se llega a través del Camino del Cuadrado y el último tramo se hace a pie.

4. Practicar deportes acuáticos en la Laguna Azul (La Calera)

Las aguas cristalinas de la Laguna Azul son el escenario predilecto para hacer deportes náuticos o simplemente pasar la tarde junto al agua. Se encuentra en La Calera y podés acceder con el Tren de las Sierras.

5. Descubrir las Tres Cascadas (Ascochinga)

A unos siete kilómetros de Ascochinga aparece el balneario Las Tres Cascadas, donde el agua cristalina cae por los toboganes que se forman entre las piedras. Formadas por el río Ascochinga, las cascadas desembocan en ollitas naturales.